Archive for the ‘Poemas’ Category

A Samia Yusuf Omar, que compitió en los Juegos de Pekín 2008, muerta intentando llegar a Italia por mar. La atleta que negó serlo por miedo a Al Qaeda.

23 agosto 2012

Mientras otros estamos de vacaciones, tú, delgada mujer somalí, que buscas la libertad, el regreso a una Ítaca inventada; mientras nos debatimos entre las ideas y las mentiras, hablando de juegos políticos y falsas hambres, tú, atleta que huyes de la sombra negra, nos dejas, con la mirada ausente.

 

No busques el vacío, siéntelo,

y entonces, con la lengua en el paladar,

la boca cerrada, sabrás que has muerto.

No importa la muerte. La soledad lo es.

Y estar muerto o solo es lo mismo,

de modo que no sufras

ni por una cosa ni por otra.

Negarse es negarlo todo.

Triste está mi alma, dijo el Nazareno,

y por eso no es completa su redención.

La vida que transcurre, mientras miramos

pasar los días, mientras miramos

cómo viven los otros, es propia de esclavos;

hemos firmado con la primera célula

un destino- Y cada día ese demonio, el tiempo,

nos pasa su contrato por la cara.

 

Un beso de despedida.

Hasta pronto. Siempre es pronto para estas cosas tan lejanas.

Anuncios

Educando…

8 septiembre 2011

Sé que tengo que educaros.

Me lo ha dicho un pajarito.

Luego se ha escondido: cuatro notas

en el recodo azul de la noche.

 

Y como tengo que educaros, os educo:

‘No hagas, haz, quítate, ponte,

deja, no llores, calla, ven, a sentarse,

sigue, así no, eres tonto, boba, llorona…’

 

En fin, las cosas de esta pedagogía

tan avanzada. Y me miráis sorprendidos

una y otra vez, mientras pasa el tiempo

y os vais alejando para siempre.

 

Tiempo perdido sin remedio.

Tiempo que me ha brindado la vida

para quereros como sois, sin artificio,

como niños que abrazan su futuro.

 

Cada noche me confieso torpe y soso

como un koala, como un padre novato

que madura en el sueño sin notarlo.

 

Cada día me olvido. Perdonadme.

 

-Quédate un poquito, papá.

-Ahora vuelvo.

Letrillas sueltas.

6 mayo 2011

¡A quién le hace daño

que me guste tu perfume!

Tú sólo querías el Jesusito

en la mesilla. Pero todo eso

era demasiado pedir.

Cuando estoy cansado de la vida

me despierto, y comienza de nuevo

el día. ¡A ver lo que dura!

Me da miedo cerrar los ojos,

será que tengo una cuchilla

en los párpados.

OCULI

6 mayo 2011

Yo antes miraba de frente,

los ojos en los ojos,

pero ya no.

Demasiada hostilidad

en el espejo.

Feng Sui

6 mayo 2011

Dice el Feng Sui -viento y agua- que son malos los rincones,

que están enfermos.

Yo no estoy de acuerdo.

A mí me gustan mis rincones.

En ellos permanezco. Tengo mis notas,

mis trastos de memoria,

mis cuadernos,

alguna revista,

un P.C. de estos inalámbricos,

cosas de hoy y de ayer.

¿Por qué han de estar libres los rincones?

¡Porque lo dice el Feng Sui!

¿Seguro?

¿No estará mal traducido y

será al contrario?

Pon ilusión,

también en los rincones,

hazlos tuyos,

que te sonrían al mirarlos

y si están las cosas una sobre otra,

deja que respiren,

que estén a mano.

No las aplastes,

¡caray!

Vivir tanto…

6 mayo 2011

Lo malo de vivir tanto…

-¿es ‘mucho’…’tanto’?-

¡Démoslo por bueno!

Lo malo, digo,  de vivir tanto

es que te da tiempo para ver

cómo el mundo se da la vuelta,

y quienes estaban arriba se caen,

y lo mismo los de abajo

porque se cae también al revés.

¡Darse la vuelta! Un juego

que acaba a golpes,

ahora

los antifascistas

se comportan como antaño los fascistas,

y éstos se esconden

porque tienen la ira derrotada

de quienes hablan ¡qué paradoja!

de libertad.

Ahora se persigue a los otros fantasas,

se erigen monumentos

a la venganza

y se le pone a ésta el dulce nombre

de verdad.

¡Qué es la verdad! Sólo un niño

puede responder,

y, a veces, ni eso.

El bien y el mal son funcionarios

o artistas

subvencionados

o políticos,

nunca son hermanos que se funden

en el perdón.

Lo que se ha tenido, se quita,

lo que fue honor es infamia,

y así todo.

¿No se alzará pronto la voz contraria?

Es el peligro

de este dar y dar vueltas a la noria:

lo malo de vivir es no saber hacerlo.

Dinero.

27 abril 2011
El dinero me reprocha cada día
que no acabo de conocerle. “Tengo muchas facetas, irisados
pubis y altos naipes que ignoras; y pasas de largo
como si la luz atrapase la melancolía”.
El dinero tiene razón, pero no sé cómo dársela
ahora que no lo tengo.
Este poema o pseudopoema de Amador García-Carrasco me provoca a anotar uno que acabo de leer en el blog de Ismael Cabezas, Seconal, un barbitúrico que se lleva al sótano la novia robada de J.C.O., con su viejo vestido de satén y el velo tul ilusión.
El velo que abandonamos cuando la vida nos contempla desde sus duros ojos.
DINERO
Cada tres meses,¿no?, el dinero me reprocha:
“Por qué me dejas aquí donde no sirvo?
Yo soy el sexo y las cosas que no tuviste nunca.
Aún puedes conseguirlos firmando algunos cheques”
Entonces miro qué hacen los otros con el suyo.
No lo guardan en la almohada, desde luego.
Ya tienen esposa, coche y casa de verano:
alguna relación guarde el dinero con la vida
-La verdad, tiene mucho en común, si uno investiga;
no puedes postergar la juventud hasta que te jubiles,
y por mucho que parte del salario vaya al banco
al cabo no podrás pagarte mucho más que una afeitada.
Escucho el canto del dinero. Es como si me mirase
una ciudad de provincias desde largos ventanales:
barriadas, canal, iglesias adornadas y locas
bajo el sol de la tarde. Intensamente triste.
PHILIP LARKIN (!974)

Publicado por Ismael Cabezas

No te aflijas.

7 abril 2011

 

Este poema es de Hafiz. Poeta persa del siglo XIV.

Lo encuentro en ‘El libro de la sabiduría’.

 

No te aflijas: la belleza volverá a encantarte con su gracia;
tu celda de tristeza se trocará en un jardín de rosas.
No te aflijas: tu mal será trocado en bien;
no te detengas en lo que te inquieta,
pues tu espíritu conocerá de nuevo la paz.
No te aflijas: una vez más la vida volverá a tu jardín
y pronto verás, ¡oh cantor de la noche!
una corona de rosas en tu frente.
No te aflijas si, algún día,

las esferas del cosmos no giran según tus deseos,
pues la rueda del tiempo no gira siempre en el mismo sentido.
No te aflijas si, por amor,
penetras en el desierto y las espinas te hieren.
No te aflijas, alma mía,
si el torrente del tiempo arrastra tu morada mortal,
pues tienes el amor para salvarte del naufragio.
No te aflijas si el viaje es amargo,
no te aflijas si la meta es invisible.
Todos los caminos conducen a una sola meta.
No te aflijas, Hafiz,
en tu rincón humilde en que te crees pobre,
abandonado a la noche oscura,
y piensa que aún te queda tu canción y tu amor.

El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 82

2 febrero 2011

 

U-Ti  habla con su bebé, que está insomne.

 

“Mi hijo tiene nostalgia del amanecer. Busca con sus ojos inquietos la aurora. Y yo le miro tan despacio como puedo, dejando que el tiempo me abrace. ¿Qué tendrá para ti la mañana, niño mío, para que tan deprisa quieras que pase esta noche? ¿Tal vez el regreso del sol?”

 

 

No hagas caso de mi aya, que te mece cuando yo no estoy, y cuando me ve te mira seria, para que no se doblen tus ramas. No la escuches cuando dice:

 

-El objetivo del amor es olvidarlo para poder vivir.

Cuanto más te acercas a lo que deseas, más lejos está.

 

 

Cuánto tarda en irse la noche.

Cuánto tarda en irse el día.

 

¿Por qué nada me aquieta?

¿Qué espero? ¿Qué deseo?

 

 

El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 73

31 enero 2011

 

Entonces llegó la pregunta, y todo se rompió como un cristal helado, y las manos se cubrieron de sangre, que nadie podía detener:

 

¿Se puede ser honesto,

se puede vivir con lucidez

si continuamente se añora

lo que no se posee,

y eso es inevitable,

y el insomnio despierta

cada instante, aún más, esa nostalgia,

aún más el recuerdo de lo que no se tiene?

Nunca estará saciado aquel que quiere ser inmortal. Siempre estará triste.