Archive for the ‘actualidad’ Category

IRPF O LA CASA DE LOS HORRORES

8 diciembre 2016

IRPF O LA CASA DE LOS HORRORES

 

Foster Wallace se volvió más loco de lo que afortunadamente estaba intentando desentrañar los rituales de la Hacienda USA, que, comparada con la española, es una casita de muñecas. Los manuales del IRPF, que suena a mortuorio, son tan crípticos que ni Javier Sierra podría encontrar una explicación, y mira que está capacitado para ello, que hasta ve alfabetos en los dibujos y figuras en las letras.

 

 

foster-wallace

Por cierto, estoy releyendo ‘El maestro del Prado’, y lo paso la mar de bien, espectador de un paisaje tan aparentemente elaborado y tan lleno de tópicos pseudo culturalistas como los que en mi otra edad alentaba nuestra Escuela de estudios esotéricos (EEE). Tópico no es un término despectivo, y lo aclaro porque no escribo para iniciados. Y lo de pseudo… viene a cuento del esfuerzo en imbricar formas de pensamiento heterogéneas, como si a los aborígenes quisiéramos educarles tirando libros sobre sus cabezas desde helicópteros.

 

 

el-maestro-del-prado

Lo de la renta es, cada año, un memorial de angustias. Los pobres autónomos se miran en las aguas turbulentas, y ven su torturada efigie perseguida por los demonios. La luna no riela, lo que se refleja en las casillas de esos impresos ahora virtuales es un dedo corazón haciendo la higa: ‘Esto no desgrava, esto no deduce, párrafo tal del epígrafe tal partido por dos, y como te pases te fundo, que te tengo fichado, pringadillo’.

 

Resultado de imagen de edificio de hacienda

 

Por ejemplo, lo de las amortizaciones. Un autónomo pide un préstamo para comprar su oficina, y no puede deducirse las cuotas. Sólo una extraña cosa de ínfimo porcentaje que se llama ‘amortización. Alguien descubrió en Hacienda que la hipoteca para adquirir un local de negocio u oficina o despacho podía suponer un fomento de la inversión y un estímulo para el ahorro, y decidió, desde su alto triclinio, como Eneas narrando la Eneida, que por eso se llama así, que ‘verdes las han segado’, y que de alegría nada. El indigno Shakespeare ya advirtió en uno de sus ‘reyes’:’ A nadie encontrarás aquí que no tenga el rostro triste y sombrío’. Justo. Foster Wallace emplea quinientas páginas en encontrar una sonrisa en el tinglado de los tributos, y ni con novela, historias alternadas, protagonistas infiltrados…Allí todo es llanto y crujir de dientes.

 

Portada

 

Hacienda se queja de la economía sumergida, y la economía sumergida se cisca en Hacienda. Los que estamos controlados, tipo Gran Hermano, vamos alimentando el monstruo cada año, y Leviatán engorda, devorando de vez en cuando réprobos, como corresponde a los pecadores.

Resultado de imagen de leviatán

El Estado persigue con el látigo en la mano, como los pésimos maestros de Dickens a los niños huérfanos, que somos todos más o menos, porque no hay asesor que lo resista.

Y encima todas las instituciones, protegiéndose a sí mismas, se congratulan o compinchan: los SER, los multazos, las tasas, los IBIS o catastrazos, los saraos, las cámaras, las retenciones, los IVAS. ¡Ah, los IVAS! Poco es el veintiuno. Más castigo debería haber al comercio de esta carne podrida que es el laborioso autónomo. ¡Leña al mono! Pero de deducirse gastos tan evidentes como las cuotas de una hipoteca por adquisición de oficina o local, nada. ¡A amortizar, que son dos días!

Pero no olviden los contribuyentes: ¡qué acertado nominalismo, digno de San Anselmo y sus argumentos ontológicos! que ser invocado al Sancta Santorum hacendístico, o sea, requerido por el Altísimo, léase AEAT, dignifica, le transforma en ente digno de atención, con uno o más funcionarios dedicados a su espulgue.

Resultado de imagen de presos encadenados

 

¡Con razón quieren todos los autonómicos la transferencia del poder, además de los dineros! Esa es la clave, junto con la muerte, de la necesidad que guía el paso del hombre sobre la Tierra. ¡Ah, el poder! Ahora que el gran Kirk Douglas cumple cien añs viene a cuento recordar esa frase del magnífico guionista Dalton Trumbo: «Esa oscura ansia de poder que acecha en todos nosotros, esa perversión del amor que es secuela inevitable del poder, el perverso, exquisito placer del poder absoluto”. ¿Y qué poder más absoluto que meterte las manos en el bolsillo y rascártelos cataplines?

Mientras no te llame Hacienda no eres nadie, chaval.

Te vas a enterar de las cosas que existen en ese mundo auténtica esotérico de la fiscalidad, Hacienda Pública lo llaman, y es que es un poco ramera. Hay cosas, libros, apuntes, sustratos, copias, registros, que te exigen los cancerberos de las mazmorras, verdugos del orden, que no has oído nombrar en tu vida, y cuya inteligibilidad y atención absorberían, como propia del vampirismo de sus mandantes, las 24 horas de tu tiempo, una burocracia que iluminaría tu impuro, indigno trabajo de mal ciudadano y peor pagador.

Resultado de imagen de legajos y papeles imágenesImagen relacionada

 

Pero ojo al dato, que decía El Butanito, que la ignorancia del follón no impide su cumplimiento y ellos tienen siempre razón. Monopolio de la violencia, más o menos jurídico, o con más o menos Weber en la calle, sótanos de la moderna Inquisición, castillo de Kafka, surrealismo de Welles pasado por el gabinete de Caligari.

Y no vale eso de echar la culpa a un Ministerio cuya imaginación se queda en aumentar impuestos y controlar hasta las fotocopias del autónomo. De eso nada: lo que te parece patético ejemplo de incompetencia es en política pura fantasía, talento a raudales. ¡Vaya gestores nos han llovido de las urnas y componendas!

 

Monedas y billetes

Menos mal que aún no gobiernan -es un eufemismo- los otros, bocazas a topa y seguidores del falso paraíso, los que quieren aumentar aún más el gasto público y los impuestos. Ni Nostradamus ha predicho tanta catástrofe bien o mal traducida, como hizo la EEE en un librito del 82, cuando la guerra de Las Malvinas, que envío a quien me lo pida.

Mostrando 20161208_202605.jpg

 

Franqueo o sellos incluidos. De los que me quedan de la colección antes de que sea confiscada.

 

Resultado de imagen de sello de correos antiguos carosResultado de imagen de sello de correos antiguos caros

 

Resultado de imagen de sello de correos antiguos caros.Resultado de imagen de sello de correos antiguos carosResultado de imagen de sello de felipe vi

Eso sí, gratis, pero con gastos de envío a su cargo.

Que desgrava.

 

 

carta de quimera a los magos de españa

22 septiembre 2016

 

CARTA DE QUIMERA A LOS MAGOS DE ESPAÑA, MARIANO, PEDRO, PABLO, ALBERTO,  Y DEMÁS.

 

Queridos bienhechores.

Soy quimera, una figura antes mitológica, hoy real como la vida misma, en este reino de España.

Mis orígenes fueron griegos, y, de hecho, en ese bello país del Egeo, ya he reanudado mi presencia, de la mano de los partidos políticos, mis mentores. Hoy toca en el vuestro, y disculpad el posesivo, ya que es imprescindible para una indeseada sintaxis. Porque ya me anticipo: el objetivo es que deje de serlo.

Aunque os supongo enterados, ya que sois omniscientes como esos narradores de las novelas clásicas, los mitos son la auténtica historia. Y yo represento lo que a lo largo de ella ha supuesto el tinglado de quienes aman el poder. Todo poder corrompe, naturalmente, y eso es casi lo único bueno que tiene. Y quienes lo ansían, que es vuestro caso, ya tienen esa ventaja previa: sois corruptos in pectore, o más bien genéticos. ¡Gracias, gracias, gracias!

¿Por qué os doy las gracias? Porque nunca me llamaréis monstruo, esa infamante calificación con que me obsequian los perdedores. Vosotros me entendéis y me buscáis. Más aún, vosotros me hacéis, me construís de nuevo, me renováis… sois un amor. Mis héroes.

Aquí tenéis mi imagen, sin Photoshop. Tal cual soy desde que nací, engendrada por la confusión y la mentira, con aderezos de burla y de infamia.

 

quimerablog1

 

Aquí estoy más guapa. Porque varío, según el espejo en el que me miran y me miro. El espejo de Alicia, esa chica tan tontita.

 

quimerablog2

Quizás parte de vuestro público necesite saber por qué os escribo. Voy a explicarme para que incluso ellos me comprendan.

Veréis. Soy un animal fabuloso. Me lo tengo muy creído, soy un compuesto heterogéneo, es decir, múltiple, variado, confuso, teratológico, contra natura, poderoso y doy un poco de miedo, sólo que no puedo matar con la mirada, como mi amigo el basilisco, ni renacer de mis cenizas, como el presumido Fénix. Ojo con esto, por si la liamos.

En el cuento voy engullendo rebaños, no es por nada, y con perdón si alguien se da por aludido, y de mis coyundas salen bichos magníficos, como la esfinge y el león de Nemea. Ya me hubiera gustado parir la hidra, la de cien cabezas, que tanto se me parece, pero eso está en vuestras manos poderosas, y acabaréis consiguiéndolo.

Me pintan con cuerpo de cabra, cola de una serpiente y cabeza de león. En realidad, como el viejo Cerbero y como vosotros, tengo tres cabezas, la de león, la de macho cabrío, y la de serpiente o dragón, como en la foto. Ando por ahí vomitando fuego por la boca y el trasero, como corresponde, para dejar claro por donde van las cosas a mi cargo.

 

quimerablog3

Os advierto que al final pudieron conmigo. Me mató un asesino de tiranos y domador de caballos voladores y encima al servicio de un rey. Tanta analogía me estremece, recordando las cuartetas del viejo Nostradamus y el sombrero, que siempre se los hacía grandes para taparle la cabezota.

Pero vosotros conseguiréis parar la lanza o el plomo del matador. Esta vez triunfaremos.

Hechas esta introducción, voy a explicar al otro cincuenta por ciento de vuestros creadores a qué viene este resurgimiento de mi egregia figura.

Todo nació un veinte de diciembre, cuando la soberanía popular, manipulada a su pesar por los embustes y la ignorancia, que son mi piel y mis huesos, decidió que yo debía volver. Decirlo así parece insultar a la inteligencia del votante. Pero no lo digo yo, lo decís vosotros, vosotros sois quienes la insultáis y despreciáis, mis dilectos creadores. Porque si preguntarais ahora, ¿queréis a Quimera? Tal vez no os respondieran con el entusiasmo que vosotros ponéis en hacerme real.

Demasiado tarde. Ya estoy aquí.

Los políticos sois unos pervertidos. Sí, pervertís el sentido de lo que ofrecéis y de quienes os han votado. Todos ganáis, sois como yo, y eso me da fuerzas para seguir viva. Pero no siempre aprovecháis la oportunidad que os brinda mi existencia. Ahora sí. Gracia, gracias, gracias, de nuevo. Y gracias por la elección de la corbata navideña de su majestad.

Todo juega a mi favor en este reino.

Ya andan diciendo por ahí que no soy un monstruito, que las individualidades que forman mi conjunto -qué bien suenan estas frasecitas demagógicas- se parecen. Son prácticamente iguales. Y que, por tanto, la unión es coherente y bienhechora, un favor que se hace al pueblo. Porque el pueblo es siempre el destinatario de las fechorías, la causa essendi de los filósofos, el amor intellectualis de los teólogos, que tanto me han citado.

No puedo negar que esa concesión a la aquiescencia me fastidia. Yo soy un bicho terrible, y no un hada benéfica. Mis atributos son lo que son, y así quiero continuar. Disimular mis achaques como si fueran granitos de acné desdice mucho de la finalidad con que fui engendrada y de mi uso como instrumento de la perversión.

Pero, en fin. Otros monstruos se utilizan, como los jinetes del apocalipsis, como el hambre, la peste, la guerra, por este sabio ser humano tan hecho a la imagen de dios, sin que nadie se extrañe. De modo que unirse ahora para que el rebaño tenga lo que dicen que se ha buscado, transformando su voluntad como los compadres de Odiseo fueron convertidos en cerdos, con perdón, por esa maga divina, mi amada Circe.

La nueva quimera es este animal monstruoso de varias cabezas, distintas colas, lomos diferentes, y voraces ansias. No necesita este reino recurrir a las fábulas, no precisa del mito, va sobrado por él mismo, en manos de los divinos reyezuelos, de sus acólitos, de sus comparsas y de los necios que jalean la miseria y el fracaso. Es la modernidad, el piercing en la lengua del voto.

 

quimerablog4

 

Mi egregia figura está siendo muy utilizada en el reino. Concretamente su capital, Madrid, regida por una de mis secuelas, está tomando decisiones que me hacen justicia. El cambio de nombre de las calles, por ejemplo. Los Caídos de la División Azul. Era ridículo que un montón de héroes que dieron su vida por sus ideales, o simplemente mostraron un valor por encima del deber, y que han sido ejemplo para el mundo, tuvieran una calle como homenaje. Se reía de ello todo el mundo, que, bien es sabido, aborrece la hombría y la generosidad, falsas cualidades que ahora se suplen muy fácilmente. Y como este caso, muchos, algunos con nombres de general, cuya ejecutoria noble y leal sirve como trampolín para su derribo, ya que, dicen los magnates del municipio, ahora me toca a mí. No sé cuánto durará mi reinado, pero estoy pasándolo de lo lindo con estas coyundas políticas, que más hubieran querido los torpes griegos que me crearon.

Por cierto, propongo estos nombres: En vez de Plaza de España, Plaza del padrecito Stalin. Paseo de la Castellana, Paseo del 17 de octubre. Mártires de Paracuellos, 18 de Brumario, etc.

Os envío esta carta algo tarde. Esperaba que después de la repetición de elecciones no intentarías fabricarme de nuevo, pero veo que eso es un desiderátum inútil, así que, para no morirme de asco en el cajón de mi fabricante, me lanzo al aire de este blog volandero.

Con mis mejores deseos para esta nueva etapa de confusión y pillaje, os envío un espantoso rugido, toda vuestra,

Quimera.

Adeu, seny, adiós.

11 septiembre 2013

Hitler en Buckeberg (1934), en medio de la parafernalia nazi

ADEU, SENY, ADIÓS.

¿Os lo digo ya? Creo que la cosa está hecha. Ya se ha pactado una consulta light -¿se escribe así? Me niego a contrastar lo escrito con los estúpidos correctores  del gúguel et alia- y más tardé, verem… Creo que se acentúa. Pero soy castellá, de los de la sangre bermella, -o vermella, que entre el pedantísismo Vaugham, su gurú Elenita cuentacuentos y la subida a los alturas del british estoy de idiomas hasta el occipucio-. Además, mi ignara generación, en la que sólo leíamos, hacíamos doctorados, diplomaturas, cosas simples, carreritas en universidades repletas de docentes que se preparaban las clases y escribían libros… pues por desgracia cultivaba menos las lenguas extranjeras, entre las que no se incluía el euskaldún o euskera, el catalá, o tributario de la madre occitana, la lengua de OC, el depauperado galelo, los brillantres valenciá, balear o malloquí, que no es lo mismo que el mahonés, algo galibritanizado o los extraños andalusí, castúo, ovetense –te juro que hoy no compruebo nada, viva el altheimer- y el errabundo pitido de El Hierro… En esto de mi generación et circa no entran los muchos que dominaban el alemán –sobre todo filósofos- el francés lenguaje de los diplomáticos, y el perenne, pero no omnipresente y cansino, como ahora, inglés.

Y la cosa está hecha, digo, porque la política, si no es guerrera, es cobarde, y toca aguantar. Las palabras que oímos, las imágenes que vemos, los comentarios que leemos, son demoledores. Esto se cae, como las tetas y la llave inglesa.

Hace un porrón de poco tiempo, que son tres días, allá por los treinta –las figuras literarias sirven para contradecirse- una nación, histórica, con proyecto común, centenaria, castigadas por guerras de religión y de las otras, si es que hay otras, … No: No es España y el 31… ¡Malpensados!- la pangermania, elevó a los altares del imperio milenario a un líder, que llevó al mundo al caos un tiempecito. Todo el mundo estaba contento: les había convencido -¡a millones!- de que vivían injusticias históricas y era ya el tiempo de liberarse, de independizarse de las servidumbres del resto del mundo, que les oprimía, y sobre todo de quienes hasta entonces eran sus allegados, los ciudadanos que le había procurado riqueza y bienestar. ¡Todo fue estigmatizado, con la alegría y el consenso del ‘pueblo’. ¿Todo el pueblo? ¡No! ¡Pero ellos, los del desfile, decían que sí! Los mismo que luego en España, en el 36, unos se llevan las reservas de oro, y otros se arrogan el palio y las albercas, unos asesinan en Paracuellos, otros en donde toque, etc, etc.

Esas falacias sirven para que ‘los buenos’ diseñen falsos días de la infamia, como cuando  engañaron al mundo diciendo que no sabían que el sol naciente iba a atacar el puerto de la perla, -por eso se llevaron a los portaaviones-lo mismo que en el 98 dijeron que los españoles eran unos peligrosos asesinos  hundiendo sus propios barcos,  y haciendo trizas los restos decrépitos del imperio hispano.

La venganza -que es lo único divino que nos asemeja al hacedor- estaba escrita, en forma de H y A. Lo mismo sucedió cuando el lugarteniente del líder cósmico visitó al egregio gordo del puro, que no quiso pactar porque guardaba toneladas de bombas para Dresde y un porrón de trazos en los mapas del mundo.

 Cobardes apoyando sus mentiras en la buena gente, carne de cañón o de mani.

La historia se escribe en los contubernios de El Mundo, digo del mundo, y tiene las líneas más torcidas que un astigmata sin anteojos.

Ahora, por acortar el meandro, la cosa es más leve. Pero sigue siendo de cobardes. Cobardes los enmascarados que queman símbolos respetables y agreden a a quienes no piensan como ellos, los detentadores de la verdad. Y cuando se toleran sus atropellos a los derechos que todos pagamos, cobardes son quienes nos custodian. Cobardes y estúpidos los políticos empeñados en guadañarse las piernas con gilipolleces mientras el Congreso se llena de cagadas de paloma, mezcladas con la lluvia de estos providenciales goterones del otoño. Un aviso del cielo. La-Joy, el mandarínd de la paciencia, ordenará espelal. Y mientras tanto, como sucedió a los romanones, digo a los romanos, los bárbaros se apoderan de Bizancio. Y todos a cagar.

Adiós, seny, adiós. Cuando un montón de gente, cuatrocientos mil, se une de las manos, y dicen que son millones, aunque no salgan las cuentas de los metros ni de las pastas, no, de las patas no, del parné: Dicen que han pagado doce euros por persona, lo que multiplicado por dos millones –sin exagerar…- son 24 millones de eurazos, que da para un atraco. Digo para un reparto. Los políticos en Expaña son ricos, y Bar el Cenas lo sabe. Por eso andan tranquilos, los Bildu, con el presupuesto que les regaló el Constitucional, han acudido al país de Oc, ellos, que tampoco han tenido NUNCA un proyecto independiente histórico político. El mito de las nacionalidades históricas es un timo genial. Hace más de mil años que todos ellos se unieron a la gran Castilla, esquilmada para defenderlos, a lo largo de los siglos. Es pobre porque ha dado todo. Como Alejandro, que tenía sus tesoros en los bolsillos de sus amigos, ésos que acabaron asesinándolo porque aún querían más. Mas. Los que se cargaron a Julio porque era César, y mandaba. Mas.

Esta mañana, día de la Diada, conmemoración de un patriota español, Casanova, a quien se le atribuyen más mentiras que los textos académicos catalanes a la historia de España, los ángeles de la Providencia divina se han meado en el Congreso. A Obama también le ha pasado, aunque como ellos son más, -no digo Mas, porque este hombre, desde que sueña, se está oscureciendo como Luther- pues lo mismo es popó, en marronazo y está que trina porque le habría encantado, entre discursito y discursito, apretar el botoncito. Y los agujeros del techo, esa parte, allá por lo alto, tapando el cielo, o el raso, o al vecino de arriba, esa parte de la casa común que sirve para guarecer a sus habitantes y librarlos de las inclemencias del tiempo –oh tempora, oh mores!- esas caóticas goteras que han empapado los legajos y los Ipod, los Ipad, los Blutz, los móviles con sus wasas, o guasas, mensajitos, portátiles lloenos de faces y de twiters, las calvorotas coronillas y las melenas o desmelenas de las polis y sus prête a porter, son un símbolo que ya quisiera interpretar en el baño el bueno de Sigmund –el del Nibelungo, claro- o sea que esto no hay quien lo remedie, y hasta el cielo está contra el Estado.

-¡Ya mea el cielo,y no meo yo!

Mi tío Pepe lo recitaba, falso Zorrillo, Don Juan orgiveño, para mofarse del ripio: Llamé al cielo, y no me oyó.

¿Qué tal irá de próstata el president? ¡Mira que si encima duerme de un tirón!

Otras entradas de mi blog: www. amadorgarciacarrasco.wordpress.com

Fábulas (10) de Xi-Pan-Ya.

7 abril 2013

..

13.- EL DUQUE VANIDOSO

LA-XUÍ, primer ministro del reino de XI-PAN, salió en su carroza. Sumido en sus pensamientos, preocupado por los graves problemas del reino, adoptaba una actitud reflexiva y serena, sin darse importancia alguna. Quienes le saludaban admiraban lo sencillo que era, sin darse ninguna importancia.

En medio de la carretera el coche del primer ministro tuvo que dejar paso a una enorme carroza, guiada por fogosos caballos negros, enjaezados ricamente. Hasta el cochero parecía más importante que LA-XUÍ.

-¿De quién es esa carroza tan lujosa, guiada con tal prepotencia que hasta el primer ministro tiene que apartarse para evitar un choque mortal? –Se preguntaba la gente, sacudiéndose el polvo levantado al galope de las caballerías.

-Es del duque de PU-YÓ –contestaron algunos, con los ojos llenos de miedo y de envidia. Viene a pedir dinero para los gastos de su gobierno.

-¡Pues ya podía comportarse con más modestia! ¡Más que a pedir, por su conducta parece que viene a tomar algo por la fuerza! ¡Ese LA-XUÍ debería darle una lección!

 

De las crónicas de YEN-SI. El duque vanidoso.

 


.

Fábulas (9) de Xi-Pan-Ya.

7 abril 2013

..

12.-EL AMBICIOSO QUE QUERÍA MÁS Y MÁS.

Se cuenta que los duques de KI-LU, en los tiempos del gran reino unificado de XI PAN, combatían ocultamente contra el mismo llevados por su ambición. En una ocasión, el duque MÁ, que gustaba de manifestar en alta voz sus pensamientos y deseos, dijo que le gustaría poseer todo el oro del mundo.

-Bien, entonces, cuando lo tengas –le contestó uno de sus ministros- podrás ayudar a todo el que lo necesite.

-¡Pero qué dices! ¡Más lo necesito yo!

De modo que se le vio el plumero y todos le abandonaron, por no conformarse con lo mucho que posee sino  querer incluso lo que no tenía.

 

Memorias de Sang Yang. El oro del sueño.

 

 

 


.

Fábulas del reino de Xi-Pan-Ya.

7 abril 2013

..

11.-No rompáis el vaso de jade.

 

En el reino de XI-PAN los rebeldes del norte estaban cada día más crecidos, ante la pasividad de los gobernantes. “El tiempo resuelve los problemas, y en época de crisis es mejor no mover las cosas que apestan”.

Recriminaban desde su propio partido al primer ministro LA-XUÍ que permanecía más tiempo reflexionando en los jardines de su palacio que acudiendo a luchar contra a las provincias donde surgían focos de rebelión.

-No iré a meter la cabeza en la boca del tigre –dijo a sus consejeros. Y ordenó que esperasen mejor ocasión para combatir.

Algunos, no satisfechos, exigieron su presencia al frente de las tropas. Era imprescindible  -decían- apoderarse del cabecilla, un escurridizo guerrillero,  y cargarle de cadenas.

LA-XUÍ les llevó a un granero repleto de trigo. Podían escucharse los ruidos de las ratas comiéndose el grano. Entonces dijo, señalando a un cuervo, que picoteaba de vez en cuando:

-¿Pedirá la rata grano al cuervo? Si no podemos encontrarla, dejen que se harte y reviente. Si vamos allí, a pelear, destruiremos parte de nuestro reino, porque toda guerra desgasta y si vamos a dialogar, las ratas nos pedirán aún más trigo y seremos como el cuervo que picotea lo que sobra.

Aún insistieron, y finalmente LA-XUÍ, alzando su vara de gobierno, con el sello del emperador, vociferó:

-¡No romperé el vaso de jade para atrapar a la rata! Vale más el prestigio del imperio que una pandilla de facinerosos que serán desenmascarados o muertos por sus propios seguidores.

Todos comprendieron que, a veces, como decía UT-SÚ, la mejor batalla es la que no se libra nunca. Y alabaron la discreción del viejo LA-XUÍ.

Y, en efecto, la rebelión fue perdiendo fuerza y los cabecillas acabaron colgados.

El vaso de jade es un objeto precioso. No vale la pena golpear con el para intentar acabar con la rata.

 

 

Anales del reino de Qing.

 

Los duques de KI-LU

 

.

Fábulas de Xi-Pan-Já. el reino del oeste. (7)

6 abril 2013

.

10.- La confusión de lenguas.

 

Cuando el gobernador LI-KU viajaba con su séquito por el distrito de noreste de XI PAN detuvo su caballo junto a un patio del convento de MO-TSÉ, famoso por lo excelente de sus enseñanzas a BUDA y los cánticos de sus novicios. Jugaban éstos con la espontaneidad de todos los chiquillos sanos. Repentinamente, LI-KU escuchó algo que le llamó la atención. En la recepción con el lama prior se lo comentó.

-Amida BUDA. He oído cómo un muchacho llamado YULI es nombrado por otros como YULIU.

El lama lanzó una carcajada nada protocolaria, que se contagió a toda la comitiva.

-Llamad a ese chico, por favor.

Poco después entró en el recinto un joven espigado, a quien el gobernador pregunto:

-¿Cuál es tu nombre de casa?

-YULI, señor.

-¿Y sabes que te llaman YULIU? No es lo mismo.

-No, señor. YULIU significa burro salvaje. Suena parecido, pero en nada igual, señor.  Al principio me molestaba, pero es que ellos –señaló al exterior, donde sus compañeros aún retozaban por el patio- no lo hacen a propósito. No se dan cuenta porque nadie les enseña la lengua común del imperio. Sólo la particular del ducado.

El lama asintió. Era el momento de dejar clara la posición del más próspero ducado del reino.

-Si hay lengua propia, no es necesaria ajena. Y menos aquí. Pocos salen al mundo.

-¿Y si su señoría se llamase YULI? –Repuso el gobernador.

-No es el caso. Además, el Consejo escolar así lo decidió.

-Pero saben que la lengua oficial es de obligada enseñanza. No importa que se conozcan las demás; se acepta con gusto. ¿Qué me decís?

-No pueden ponerse puertas al campo ni acallar las voces de quienes hablan.

El gobernador reflexionó. Conocía bien al primer ministro LA-JO-I. Le gustaba que le dieran los problemas resueltos. No podía regresar con el entuerto sin resolver. Por un lado el no acatamiento de la ley. Por otro, la importancia del ducado del noreste.

-Bien –dijo al fin. Todos le escuchaban atentos-. A partir de ahora, ya que le dais tanta importancia como para quebrar la unión de las leyes del reino,  deberéis comunicaros, no sólo entre vosotros, sino con todo el mundo, dentro y fuera del reino, en vuestra lengua. La región se llamará YULIU, la de los burros salvajes, pues tanta gracia os hace el equívoco que lo mantenéis aunque suponga una ofensa para otros.

La orden fue estrictamente vigilada, y por tanto cumplida. Cuando alguien desconocía esa lengua, la comunicación verbal resultaba imposible.

Pero los políticos de YULIU estaban satisfechos con su aislamiento. Así manejaban a su gusto todas las riquezas. Disponían, además, de eunucos que realizaban las transacciones en su nombre.

Podían ser YULIU, pero no tontos.

Pasaron unos años. La población, que durante un tiempo siguió engañada, pensando que todo estaba igual o mejor, se percató de los errores de sus dirigentes. Sin embargo tenían tan arraigada la deformación de las enseñanzas del reino que apenas creían a viajeros y libros que contaban otra historia. Por eso, cuando cesaron aquellos gobiernos fueron reincorporándose al reino central, que era también el suyo, y vieron que prosperaban más con el uso de la lengua común además de la propia. Los falsificadores de la historia fueron desterrados por los propios dirigentes, abiertos a la verdad.

El ducado del noreste dejó de llamarse YULIU y retornó a sus mejores tiempos.

 

Crónicas de los viejos reinos.


..

Fábulas del reino de XiPanJa. (6).

6 abril 2013

.

9.- Cada cuál a lo suyo.

 

Un acólito de sacerdote taoísta cargaba la lira de su señor por el escenario. Era frecuente en XI PAN, donde todo el que alcanzaba un rango determinado se rodeaba de servidores.

-¿Por qué lo haces? –le censuraban-. ¡Deja que él cargue su peso!

El acólito negó con la cabeza, suavemente, con un balanceo al estilo del Qi-Gong.

-Entonces no la tocaría tan bien. Se le entumecerían las manos con el peso. Yo prefiero escuchar su buena música antes que vaguear.

 

 

Historias sueltas de FEN-YING.


..

Fábulas. (5)

6 abril 2013

..

8.- El juez descuidado.

 

El juez  A-LE-U, discípulo del gran juez mítico PA-CHU-GONG, se quedó dormido con el pincel entre los dedos. Así, se pasó la hora de dictar sentencia y el criminal TO-BA-MING, el más buscado del reino, pudo salir impune y huir con sus ganancias.

-No hay derecho a considerar esto una negligencia –se defendía el juez de la recriminación por su desidia-. Pesan sobre mí demasiadas responsabilidades y una escasa remuneración. El Yin y el Yang no se cuadran. Debería haber más presupuesto para equilibrarlos.

 

De los Anales de los reinos perdidos.

Siempre puedes encontrar a alguien a quien culpar.
.

Fábulas del reino de Xi-Pan-Yá. (O sea, España). (4)

6 abril 2013

..

7.-Cuando muchos piensan que es mejor recibir y no devolver.

Sucesos de XI-PAN-JA.

 

 

El reino de XI-PAN-JA vivía decenios de prosperidad,  manteniendo la paz interior –sólo turbada por los bandidos de las montañas del norte- con leyes ecuánimes y libertad para las transacciones comerciales.

De los vecinos reinos comenzaron a llegar oleadas de personas atraídas por la prosperidad y a veces la lenidad en la aplicación de la justicia que conlleva un tiempo largo de disfrute material, pues nadie quería complicarse la vida y se hacía la vista gorda ante ciertos desmanes.

De entre los inmigrantes había gente de toda laya, honradas familias, oportunistas pícaros e incluso delincuentes organizados.

Los dirigentes de XI-PAN-JA vieron en el aumento de población y de mano de obra una oportunidad única para enriquecerse, de tal manera que construyeron miles de casas destinadas a los inmigrantes en su mayoría. Les facilitaron créditos muy superiores al coste de las viviendas, sin otra garantía, y aquellos ciudadanos del reino  que tuvieron ocasión vendieron las suyas viejas a precio de oro. Fluía la plata como un río de lunas. Y todos estaban contentos.

Años después, tras cinco de pésimas cosechas y una extrema sequía, dejó de manar la fuente del dinero. Se habían acostumbrado todos a trabajar poco, a disponer de lo que precisaban y más, todo a cuenta de los financiadores y prestamistas, que calcularon mal el tiempo de sus beneficios. Entonces empezaron a impagar los créditos y la consecuencia fue el embargo y la expulsión de las casas, que habían adquirido sin esfuerzo y con dinero ajeno.

Los miles de afectados iniciaron una rebelión, apoyados por los sectores contrarios al gobierno, y pronto se extendió la idea de que el pago era ilícito y el retorno al financiador de su crédito, a través de la única forma que le quedaba, la casa, constituía un acto criminal.

Se instauró en XI-PAN-JA durante unos años un sistema benéfico, que arruinó a los empresarios establecidos y a los profesionales y trabajadores serios.  Las asambleas sustituyeron a los Consejos y a las administraciones reales. Los comerciantes y los funcionarios que no aceptaron las nuevas bases del falansterio emigraron, a su vez, a zonas de mayor seguridad jurídica. Se destruyó la historia y la filosofía porque apelaba al bien común por medio de reglas. Retornó en grado sumo la picaresca y fueron creándose grandes bolsas de lucro y de poder, sin control siquiera de los jueces y funcionarios engañados por el resol de la justicia, ya que había recibido falsas lecciones de ética.

Un día, alguien llevó un cachorro de tigre a la asamblea. Le dijeron:

-¿No ves que puede volverse peligroso? Ahora no, ahora es un gatito. Pero cuando crezca no podrás dominarlo.

El dueño del tigrecito sonrió. Era un taoísta, algo cansado de la demagogia de las asambleas.

-Es justo lo que sucederá con vuestros cachorros de tigre. Ya están creciendo, y pronto os saltarán al cuello para devoraros. Sólo que se trata de ideas y de palabras. El hombre que no se somete a la ley no se diferencia en nada de un animal.

Y se marchó, dejándoles pensativos durante los siguientes quince segundos.

 

 

Crónicas del ojo de gato.

Leyendas de los reinos del oeste.

Con poco viento cae al suelo torre sin cimiento.
.