Fábulas (10) de Xi-Pan-Ya.

..

13.- EL DUQUE VANIDOSO

LA-XUÍ, primer ministro del reino de XI-PAN, salió en su carroza. Sumido en sus pensamientos, preocupado por los graves problemas del reino, adoptaba una actitud reflexiva y serena, sin darse importancia alguna. Quienes le saludaban admiraban lo sencillo que era, sin darse ninguna importancia.

En medio de la carretera el coche del primer ministro tuvo que dejar paso a una enorme carroza, guiada por fogosos caballos negros, enjaezados ricamente. Hasta el cochero parecía más importante que LA-XUÍ.

-¿De quién es esa carroza tan lujosa, guiada con tal prepotencia que hasta el primer ministro tiene que apartarse para evitar un choque mortal? –Se preguntaba la gente, sacudiéndose el polvo levantado al galope de las caballerías.

-Es del duque de PU-YÓ –contestaron algunos, con los ojos llenos de miedo y de envidia. Viene a pedir dinero para los gastos de su gobierno.

-¡Pues ya podía comportarse con más modestia! ¡Más que a pedir, por su conducta parece que viene a tomar algo por la fuerza! ¡Ese LA-XUÍ debería darle una lección!

 

De las crónicas de YEN-SI. El duque vanidoso.

 


.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: