Fábulas del reino (3)

.

6.-KA-DA-LÍ y el juez LAO-TSÉ.

 

En el reino de XI PAN no era infrecuente pasar de la gloria al menosprecio e incluso al exilio.

Cuando el segundo hijo del tercer sobrino del gran emperador KUNG-FÚ cayó en desgracia, le llevaron atado de pies y manos a la sala del juez LAO-TSÉ. El viejo parecía dormitar, aunque en realidad conversaba con los ancestros.

-Te traemos este despojo. –En verdad, KA-DA-LI estaba demacrado y parecía temer lo que le esperaba-. Para que nos autorices a colgarlo.

El gran LAO destrenzó sus dedos, que había enlazado en una maniobra tan difícil que alguno crujió al desenredarse, y fu preguntando a cada uno por su nombre. Sólo omitió al verdugo, que estiraba la soga como si preparara los fideos para la sopa.

-Yo soy KA-LA, segundo sobrino del jefe de guardia de palacio.

-Yo me llamo JE-TA, y soy el cuñado menor de la concubina de LIANG, el administrador de la casa de gobierno.

Y así todos fueron diciendo su nombre y algún rasgo de su familia. Todos ellos tenían lazos de afinidad con alguna persona influyente, que les había facilitado el acceso al puesto que ocupaban o a los ingresos que obtenían.

Cuando hubieron terminado, satisfechos por cuanto se sentían orgullosos del nepotismo de que eran objeto, LAO preguntó qué cargos achacaban a KA-DA-LI para pedir su muerte.

-¡Se ha aprovechado del nombre del gran rey para enriquecerse!

LAO-TSÉ pareció comprender. Al menos asentía con los ojos semicerrados.

-¿Y ha hecho mal a alguien? –Preguntó.

-¡Se ha lucrado usando el nombre del emperador! –Repetían una y otra vez los acusadores-.

-Lo ponía por delante para ganarse voluntades –ratificaba otro.

-¿Mover las voluntades hacia el mal? ¿O en dirección al bien? Lo que ha hecho, ¿es malo? Inquirió LAO-TSÉ.

-Le han pagado por ello. Más de lo que su trabajo vale.

LAO-TSÉ sonrió.

-¿Y quién ha fijado los precios? ¿Los ha exigido a cambio de algo o para evitar algo? ¿O en contra de alguien?

-¡Basta con prevalerse de ese rango para ser culpable! –Vociferaron.

LAO-TSÉ pidió papel y tinta. Comenzó a escribir con trazos seguros. Ponía en primer lugar el nombre de cada acusador para dirigirse a ellos seguidamente.

-Tú,  KA-LÁ,  ¿estarías en ese puesto si no fueras el segundo sobrino del jefe de guardia de palacio? ¿Tendrías el sueldo que tienes? ¿Te has aprovechado de ese parentesco?

Antes de que contestara el primero, ya se dirigía LAO al siguiente de la lista.

-¿Y tú, JE-TA, ¿no has utilizado en tu beneficio la afinidad con LIANG, el administrador de la casa del gobierno?

Y continuó.

-Y tú…. ¿No eres amigo de…? ¿No es esa la razón de que estés ocupando un lugar de privilegio en las cocinas de palacio?

Y así con todos.

Finalmente, LAO-TSé, adoptando el aire solemne del juez al dictar sentencia, dijo:

-Todos sois reos del mismo delito y merecéis la misma condena. Ésta debe ser ecuánime y no dar peor castigo al de mayor jerarquía en sus corruptelas. Y también son reos quienes os han nombrado y os mantienen.

Luego se dirigió al verdugo.

-A ti no te he preguntado porque necesito a alguien como brazo ejecutor de la justicia. Y tampoco confiaba en tu inocencia.

El verdugo, que había conseguido su puesto por la influencia de la primera concubina del segundo señor de la Mansión Roja, calló.

Entonces, LAO-TSÉ, investido de la autoridad del sello imperial, hizo un gesto a los guardias.

-Apresadlos a todos y a sus mentores, y a sus parientes, a todos los que les han favorecido  o se han visto favorecidos por ellos. Y tú –dijo al verdugo- vete a por más cuerda.

Se iba el verdugo, temblando, aunque era un rudo hombre de las montañas. LAO-TSÉ, que aparentaba seguir dormitando, le gritó:

-¡Mucha más! ¡Mucha más cuerda!

 

Anales de los jueces míticos.

Historia de LAO-TSÉ

A la corta o a la larga, todo se paga.
..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: