¿Es ético subir los impuestos en época de crisis?

Parece que no. Si la sociedad institucional -jueces y abogados entre ellos, con criterios que quieren ser razonables, se subleva frente a las tasas judiciales, porque ello significa, dicen, que accederían al pleito sólo quienes puedan pagar las tasas, no es menos razonable que dejen de pagar impuestos quienes se encuentren en una situación económica precaria, es decir, unos veinte millones de españoles. Y, en consonancia con ese equilibrio ético con el que el presidente del CGPJ y otras altas autoridades, como el presidente de la Sala de lo civil de TS -antes tan riguroso- dicen que debe interpretarse y en su caso aplicarse la ley, deberían apoyar que las subidas de impuestos, por tanto, son doblemente lesivas para la sociedad doliente. Y, en consecuencia, que sólo se acepte el literal de la ley según y cómo. Yo voto a favor de que el pago de impuestos se congele un par de años, y mientras tanto que se pida una financiación a la Unión Europea, que, al parecer, está de acuerdo en que tenemos unas leyes muy malas para el consumidor, o sea, para todos. Lo del par de años luego puede ampliarse. Entretanto que nos digan para qué sirve el pago de esos impuestos, y que vayan liquidándose, no sólo los empleos, que parece lo más sencillo, sino las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y empresas públicas. Y que se revisen los proyectos que recortan servicios en sanidad y educación, por ejemplo, de lo que ahora no se habla ya. Asímismo que no se sufraguen los viajes de Mas a Rusia con los impuestos de los españoles, y que esos cinco mil millones que pide, de los que ya se han dado mil a cuenta, se congelen igualmente. Por lo del anisaquis. También debe estudiarse con perspectiva subjetivista y ética flexible que no se castigue el impago de alquileres, la devolución de letras y efectos impagados o las pensiones a las que se condenan en casos de separación o divorcio, si el cónyuge tiene dificultades, que es lo lógico, y que, al tiempo,  desaparezcan todos los asesores de los ayuntamientos -se dice que hay más de trescientos en el de Madrid- ya que entre todos ellos no han conseguido jamás que mejoren las condiciones de bienestar de los ciudadanos, sino las suyas propias. Del mismo modo debería desaparecer el tocahuevos de los SER y las ORAS, con tanto vigilante a comisión, además de sueldo, mientras la policía se ocupa de no vigilar, por ejemplo, los botellones en las puertas del Arena. Y como dice el sr. presidente del TS y del CGPJ que ETA ya no tiene sentido porque está en el Parlamento, pues que se legalice ETA o se ilegalicen los partidos que la representan, y, en este caso, los millones de su presupuesto se apliquen a las familias con dificultades en el pago de las hipotecas. Por cierto, también podría hacerse extensiva esa medida al resto de los Partidos, y desde luego a los Sindicatos. Y, puestos a ello, que se detraiga de los impuestos, si se siguen cobrando como me temo, una partida de ayuda social, que se quite de los pagos a los políticos, o sea a los que cobran del Estado, ya que a los demás ya se nos detrae directamente y carecemos de la capacidad de aplicarlos a quienes más lo necesitan. Así se verá si hablan por hablar, de boquilla, o se lo toman en serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: