Miquelito

Al artista del brochazo, D. Miquel Barceló, se le ha ido el gotelet. Como es tan parisino hace símiles la mar de pintorescos, claro; quiere hacer de España (Ex-paña) una ensalada de guisantes. Supongo que sin aceite de oliva, aunque el de Reus era excelente, porque el sur le pilla muy lejos. La última visita que hice a su obra, en Palma, me puso a tono, pensando que un cualquiera como yo podría emular a tales genios. Por las caras, no era el único. Lo de la cúpula de la ONU fue un timo, ya denunciado en su día, a pachas con el Zapa y otros conseguidores. Estos geógrafos de pacotilla me recuerdan al eximio Poya, el fustigador de Políticas, la facultad en la sombra. Retroceden milenios, y decoran las basílicas ostrogodas con el óbolo de sus esclavos. Primero piden o aceptan -al menos Marías el Cátaro rechaza- y exprimen, y luego escupen. Pero hay huracán, y el escupitajo le va a caer, espero, en el ojo. La libertad de expresión está reñida con la ofensa y la hombría de bien, como demostró a sensu contrario el presidente sentado, precedente del odio al trapo a rayas, como dicen. Pero rayas, líneas y colores, para todos los gustos, incluyendo los de una mayoría sufridora frente a tanto privilegiado vociferante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: