Partidos políticos

La democracia era inseparable -incomprensible- sin los partidos políticos.

Era.

Ahora es contradictoria con la partitocracia y su clientelismo.

Los llamados movimientos sociales histéricos, tipo Espartacus, se parecen mucho a los lobbies.

Pero a lo bestia.

La cosa está difícil.

Los gurús alientan el grito, dictaminan, tertulietan y se forran. Calientan al vulgo, como Lope.

Ya son más que la plebe. Como en el ejército de Pancho Villa los generales.

La solución está en los clásicos: educación y una pizca de talento… para entenderlos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: