Marías y el premio.

El gran escritor J. Marías ha rechazado un premio. No, no es el Nobel, ni el Planeta, ni… Es un premiajo de poca monta, con dotación simbólica para una economía regalada y ventas al por mayor. Y encima se llama nacional, y con lo que está cayendo, cualquiera se atreve, no sea que alguien entienda que se adhiere a las tesis de derechas. Creo que se llaman así, las llaman así, como quien vocea una mercancía podrida. El señor Marías, eximio escritor, ha rechazado el premio nacional de narrativa, y dice que el estado no tiene que pagarle el desempeño de su tarea o deber como escritor. Un escritor debe ser independiente, y al señor Marías no se le nota nada de qué pie cojea, como tampoco se percibía en Don Francisco el Estevado. O sea, que quiere ser como Mas, o aún más.El señor Marías, hijo de don Julián, un humanista de tronío -daba conferencias sin consultar una nota, y yo aún conservo su texto de filosofía del antiguo sexto de bachillerato, al alimón con la ciencia de Laín- es un gran hombre: ha sabido distanciarse del Estado y a partir de ahora, en vez de tenerlo en mi mesilla de noche para combatir el insomnio, lo pondré en la vitrina de los iluminados, entre Browne y Sartre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: