Cipreses y paños de altar contra el fuego.

Está documentado que en la Edad Media, cuando un incendio llegaba al interior de las catedrales, se colocaban paños del ara contra las llamas para detener el fuego. Ridícula creencia de fámulas e ignaros, se dirá. Pero ahí está. Hace poco unos cipreses detuvieron un incendio, que rodeó su bosquecillo. Tal vez aquellos paños estaban hechos de ciprés.
Tantas cosas incomprensibles hay bajo el cielo y sobre la tierra que ni el mismo Hamlet, con todas sus dudas, podría enumerarlas. Y eso sólo en este granito de arena perdido en el cosmos.

Mientras tanto, los matrimonios se pelean, la prima de riesgo va y viene y a primeros de mes sube el IVA.

¿Azul de Chartres? Culo de vaso.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: