UPyD

Ríos de tinta. Definir algunos conceptos se han ido llevando montañas de papel impreso, y, en la era de lo virtual, ingentes cantidades de comentarios, apostillas, notas verbales, videos y frasecitas. Ha sucedido, por ejemplo, con el derecho, o con la política. Y seguimos igual. Lo que debería ser claro, como era el agua, pasa a turbio, como los programas de formación de algunas comunidades, léase el famoso ‘en tus manos está el placer’ de Extremadura. Y eso precisamente me ha hecho recordar la querella que UPyD ha presentado contra un montón de directivos, tildándoles de delincuentes y mafiosos. ¿Para qué sirve un político? ¿Para qué sirve un banquero? Los del 15M y aledaños, adláteres de psoe y de iu, adheridos a sus consignas, piensan que ninguno sirve para nada, excepto que ellos hacen política, o sea que los políticos sirven para atacar. Decían los olvidados clásicos que el gran tesoro de la democracia es la libertad, y copiosos estudios han venido definiendo qué cosa es eso, ya que, esgrimiendo la palabra, se asaltan libertades y derechos de todos. UPyD piensa que lo suyo es la demagogia. O sea, ganar votos con el mogollón. Nadie duda de la excelencia de las personas que componen ese partido, empezando por la líder, que demostró sobradamente sus valores en momentos de tensión extrema con sus antiguos correligionarios. Pero por las obras les conoceréis. Es muy fácil que, en momentos como éste, se desequilibre la balanza y comience a hacerse leña del árbol caído. En cuestiones financieras y esas cosas más vale dejar el juicio a los expertos. Yo no creo que Bankia haya forzado la salida a bolsa para engañar a nadie, sino más bien pensando en una capitalización que podía reforzar e incluso salvar su necesidad de liquidez. Eso hacen todos, y no es una falsedad ni una apropiación indebida. Tampoco creo que Caixabank, cuyas acciones y obligaciones han caído un sesenta por ciento, lo haya hecho a propósito para engañar a los inversores. Y la lista sería inbterminable. También ha habido situaciones inversas, de gran rentabilidad para los pequeños, que somos casi todos. Por supuesto que debe exigirse responsabilidad a quien haya falseado cuentas, y también a quien, conociéndolo, haya forzado a una integración, y esos son elementos políticos, del anterior régimen. Una querella ahora, y en esos términos, es un elemento inductor del miedo. Pánico es lo único que nos faltaba, aunque a cambio se ganen muchos, tal vez muchísimos votos. ¡Debe ser una gozada -en las manos está el placer- depositar en los registros,con cámaras y micros a tope, un querellón de ese estilo! Y luego, un buen almuerzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: