JÓVENES

Ellos no saben que son los amos del mundo. Lo disfrutan, como las antiguas locomotoras del oeste, contaminando y conquistando las anchas praderas del sexo y del ocio, donde pastan hermosos bisontes y se refocilan ignorando que les apuntan los rifles ansiosos del cazador . Esos dos ojos, el ocio y el sexo,  miran el mundo con cierto desdén, y con razón, porque sus poseedores reciben halagos y oportunidades por todas partes, que ellos se limitan a dejar pasar, a veces rechazándolas que para eso tienen el don de la inmortalidad. Un joven es, por definición, inmortal, y ese don le dura mientras vive. No es una paradoja, es un misterio. El joven intuye que todo está hecho para él, porque se le explota o se le envidia, que son dos caras de la misma forma de esperanza. Y se comporta como un necio, para no perder la ocasión de mostrar su superioridad frente a quienes están dispuestos a aceptarla. El joven no tiene memoria histórica, excepto la de las extrañas leyes que apoyan sin saber de qué van exactamente, como no la tienen las luciérnagas de su propia luz de ayer. Pero tiene espejos: los ojos ansiosos de quienes se los comerían para extraer de ellos una porción de infinito, la transfusión de sangre prohibida con la que quieren recuperar los años perdidos. El tiempo de los viejos es lento y silencioso por fuera, rápido y ruidoso por dentro. O al revés, que es lo mismo. Quieren la fusión con los jóvenes, una alquimia bendecida por el marketing, el dinero o las mentiras de las ninfas y de los ninfos. El viejo es tuerto de uno de aquellos ojos, porque su sexo es de añoranza y de caricia, más que de empuje y violencia, que es el bueno. El ojo sano, el del ocio, comienza a tener cataratas, la artrosis, y la barriga, el desgaste y los jadeos. Los jóvenes son los amos del mundo, y aunque no lo saben empiezan a intuirlo, porque se lo ponen facilón, y cualquier día, además de las mamarrachadas del griterío manipulado por viejales sin afeitar, se ponen a ocupar los puestos de mando. Entonces la máquina recogerá los desechos e iniciará la rotulación de los nuevos campos, hasta que se reinicie el ciclo de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: