En el reino de Ombligón

Había una persona en el pequeño reino de Ombligón que nunca estaba contenta con lo que le sucedía. Aún más, falta de discreción y de tacto, sus comentarios eran siempre desatinados e impertinentes, lo que justificaba, para todo aquel que por necesidad o por azar se encontraba cerca de ella, una reacción de malestar e incluso de menosprecio. Todo eso, visto desde fuera, y sin conocer las circunstancias que rodeaban el caso, se antojaba frivolidad de quien la desatendía, y no defecto de quien lo provocaba. En fin, puestas así las cosas, llegó un día en que los próximos a Julieta, que así se llamaba, lo que ipso facto delata que era mujer, decidieron plantarla, confabulándose para ello una noche de luna llena, dejándola sólo con sus más allegados, el pobre marido y dos retoños de poca edad, que habían heredado sus cortas luces y su mal humor. El marido, pasados unos años, también huyó, y los dos muchachos, algo más tarde, la dejaron para buscar otro tipo de fortuna. Puestas así de nuevo las cosas, y como el tiempo pasa que no veas de deprisa, Julieta, una buena mañana, se preguntó ante el espejo qué tipo de mala suerte le había sobrevenido a su madre en el parto, qué mal farío había ido a visitarla, o que agüero de podrida sangre le habían echado, para tener una vida hasta ese punto solitaria y aún así molesta y miserable. El espejo, que estaba también un poco harto de las greñas de Juieta, la respondió, o eso creyó ella, porque le pareció escuchar unas vocecillas que se metían en sus orejas volando desde el azogue, voces que decían más o menos que no hay que buscar culpables cuando uno se lo busca todo por sí mismo, y encima, cuando tiene oportunidades para rectificar, sigue erre que erre con lo suyo, porque piensa que a su alrededor todo es malo, especialmente lo que tiene de balde, y lo ajeno todo bueno, y que eso es como una pelota inflada que acaba explotando en las narices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: