Lección.

-¿Acaso buscas la inmortalidad? Algo tan…liviano, un peso de aire, que sostiene el mundo.

El maestro de la vida le observaba, mirando a través de sus ojos.

-La inmortalidad… No hay nada tan esquivo… incluso para los propios dioses. Hace tiempo -sonrió- hace tiempo… es una manera de hablar, claro… que dejó de preocuparles… Ahora se entrenan en el amor, la dicha, el destino… cosas así…

Se hacía ancha su sonrisa, que abarcaba un silencio gris, alto y fugaz, como la sombra del dragón dorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: