DIGNIDAD

Las palabras nos fueron dadas para ocultar el pensamiento. ¿Recordáis el Paraíso? Bueno, yo tampoco estuve allí.

-Caín, ¿dónde está tu hermano?

-Y yo qué sé.

(Traducción libre del arameo).

-Pero eso fue después. Ya no estaban en el Paraíso.

-Claro. En el Edén no necesitaban ocultar el pensamiento. Por eso iban desnudos. Tampoco necesitaban otras palabras que no fueran las necesarias para nombrar las cosas.

Lo de Del Bosque es dignidad. Quienes somos del Madrid no tenemos por qué aceptar todo lo del club, ni las pijadas ni las chorradas ni las extravagancias ni otras cosillas. A mí me parece bien que Del Bosque, el antes inútil y feo y gordo rechace ahora la medallita. A la vejez viruelas. Consulten hemerotecas.

-Pero es de sabios rectificar.

-Pues que rectifique aclarando, por ejemplo, que en aquel momento algún gilipollas se equivocó, y el presidente lo aceptó. ¿Te suena?

Peccata minuta. Mi padre decía ‘pelillos a la mar’, una frase críptica cuyo significado se me ocultó, a pesar de mis graves reflexiones infantiles, durante muchos años. Sunt enim delicta quibus ignovisse velimus. Eso lo dijo Erasmo, en su ‘elogio de la necedad’. A leer.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: