El vencedor y la justicia.

Los llamados demócratas aplauden el asesinato de los vencidos si se trata, según ellos, de antidemócratas. Los nazis pensaban igual. Ver a Gadaffi -si lo es, y no un sosias- o a su hijo -todos eran mis hijos – acribillado y exhibido me recuerda a Ceaucescu, al viejo Sadam, al cabeza cuadrada Mussolini, colgados, vejados, tratados sus despojos como escoria, me trae a la cabeza la sinrazón de la justicia del vencedor. Obama tiene ya su epitafio escrito, como todo el mundo, pero le gusta presumir, como a Zapatero, de que ha vencido al terror. Los dos son falsos, claro, pero todo compensa por ganar París, por entrar en París, ahora que está la nueva Carla. Niko se ha puesto la bandera verde, veremos cuánto le dura, y Jiménez, la nuestra, dice que ahora todo comienza. Montañas nevadas, banderas al viento de Durao Barroso con su inglés de Berlitz, mejor que el de profesora, que es de Vallecas, y pronuncia el This como si fuera un tic. Los griegos hablan de la venganza de los dioses, que siempre llega tarde, porque a los dioses les gusta dormitar, para que Homero tenga tiempo de hacer la rapsodia y sazonarla con un reportaje de José Andrés, desde Washington. En la bahía de Algeciras las almadrabas esperan el regreso del atún, su retorno al Mare Nostrum, ahora que la flota y la Otan navega ya hacia Corea, supongo, donde sigue el eje del mal. ¿En qué se diferencian los crímenes? En quien haya vencido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: