BILDU se cisca en el T.C. y Rucalbaba les lame el culo.

No hay papel higiénico suficiente para limpiar la inmundicia con que Bildu ha ensuciado Alsasua. La burla nazi de los delincuentes etarras -o sea, de los asesinos cobardes que ya no necesitan matar porque tienen la pasta gansa del Estado que aborrecen- les retrata, cerdos sin gracia, escoria inmunda, alabada por desechos humanoides con vara de Alcalde y piara de acólitos. Las risas de los palafreneros de ese gran cabrón, la bestia que entre todos construyen, se atraganta el día de San Juan Crisóstomo entre quienes aprecian la palabra como expresión del ser humano. Pantomimas y falso humor, desfiles de acomplejados ratones, castrados paladines de ratas oscuras, tenebrosos festejos en la maravillosa tierra de Sancho Garcés, hijo y padre de García. De eso hace sólo más de mil años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: