Educando…

Sé que tengo que educaros.

Me lo ha dicho un pajarito.

Luego se ha escondido: cuatro notas

en el recodo azul de la noche.

 

Y como tengo que educaros, os educo:

‘No hagas, haz, quítate, ponte,

deja, no llores, calla, ven, a sentarse,

sigue, así no, eres tonto, boba, llorona…’

 

En fin, las cosas de esta pedagogía

tan avanzada. Y me miráis sorprendidos

una y otra vez, mientras pasa el tiempo

y os vais alejando para siempre.

 

Tiempo perdido sin remedio.

Tiempo que me ha brindado la vida

para quereros como sois, sin artificio,

como niños que abrazan su futuro.

 

Cada noche me confieso torpe y soso

como un koala, como un padre novato

que madura en el sueño sin notarlo.

 

Cada día me olvido. Perdonadme.

 

-Quédate un poquito, papá.

-Ahora vuelvo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: