BILDU Y LA FOTO. PUES.

-Oye, pues, quita esa foto, hombre.

-¿La del monarca, pues? Si lleva ahí toda la vida.

-¿Y qué? No hemos llegado aquí para verle la jeta a diario al represor.

-¿Y qué ha reprimido? Mira, pues, si nos hubiera reprimido, pues no estaríamos aquí ahora, pues.

-Tú no entiendes, tío. Eres casi maqueto, pues.

-Soberanista, pues. Por eso no quiero rey. Ni el Carlos aquel que perdió, pues.

-Bueno, yo en historia flojeo, aunque dicen…

-Qué dicen y mira bien lo que dices, eh.

-Nada, nada. Que el señorío de Biscaya pidió unirse a la corona de Castilla, y…

-Mentiras de la propaganda. Sería al revés.

-Y volviendo a la foto, dice el secretario que tiene que presidir los Plenos y eso.

-¿El monarca? Ese no está para presidir nada. Nada nuestro. No es de los nuestros.

-No, si ya… Pero es la ley, pues. Y sabes que si no cumples la ley, pues te la cortan.

-Aún así la tendría más larga que todos esos de abajo. (Risas).

-No, que te cortan la vía política, por la ley de partidos, que…

-Mira, pues, yo de eso no entiendo.

-Pero eres el Alcalde, macu.

-Eso sí, Y por eso mando y ordeno. He aquí la vara. (La muestra).

-¿Como en Marbella, la de Gil? Ese también mandaba, y al final le soplaron el Ayuntamiento.

-¿Sí? (Un segundo de perplejidad). ¡Pero ese gordo no contaba con nuestra fuerza!

-O sea, ETA.

-Lo sabe todo el mundo. Que nadie ponga cara de sorpresa, eh, pues. No jodas.

-No, si jodo poco. Pero a lo mejor te joden a ti.

-¡Que apiolen la foto, al sotanillo!

-¿Y qué pondrás para presidir el salón de plenos? ¿La alineación del Atleti? ¿O la última de los capuchones, con el puño?

-No sé. Oye, esto no habrá que votarlo.

– ¿Y lo dices ahora, que con ocho te has pasado por el forro a diecinueve?

-Se me dan mal los números. Veremos cuando haya que calcular lo que nos han de pagar esos ricachones, pues.

-Bueno, como vas a mandar también en la Diputación…

-¿Y eso?

-Pues que tienes las listas de contribuyentes, hombre. Que sabes donde puedes apretar si van mal dadas.

¿Mal dadas?

-Si Sala el de la sala recibe nuevas instrucciones, ahora que el presi español ve que le han engañado de nuevo, el muy zopenco, y busca con el Rubi fórmulas para ilegalizarte. ¿Te suena?

-¿Pero esto no es para siempre? Me lo ha prometido también Jukullu y el otro, su jefe. Oye, por cierto, qué macho txeroki, eh, pues. Cómo se los chuleaba.

-No sé qué decirte. Tenía un aire de macarra…

-Bueno, qué hacemos con la foto. A ver si empezamos por aquí y terminamos por Biarritz.

-Eso, pronto. Que el Sarko ya sabe cómo podemos gastarlas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: