ANGUITA

Don Julio está entusiasmado. “¡Son los nuestros, son los nuestros!”, proclama, como Los Diez Mil de Jenofonte, a la vista del mar: “¡Zálata, Zálata!”, “¡El mar, el mar!”. Como ‘comunista organizado’, dice,esto de la algarada, le conmueve. ¿Y el ataque al Parlamento? Eso es un símbolo de libertad. Y como comunista organizado, dice que las mayorías ramplonas y secuestradas se equivocan. Los comunistas organizados. Sí, ellos son los únicos, los iluminados, quienes tienen razón. La Razón. Don Julio, admirado líder, es un utópico, claro, pero ignora la historia. Él, en realidad, no es un comunista político, sino un optimista histórico. Por eso dice:

“Lo hacen -a tenor de las declaraciones de sus portavoces- con una finísima mezcla de sentido común, valentía moral y madurez ciudadana que les hace casi únicos en este páramo berroqueño en el que la Ética y los valores ni cotizan en bolsa ni tampoco en las urnas”.

Sentido común agredir e insultar. Valentía moral, refugiarse en la masa y la impunidad para violentar la libertad ajena sin respeto ni a la persona ni a las ideas. Ética y valores que son degradarse y degradar. Y sobre todo, ¡romper las urnas!

Está claro: las urnas hay que romperlas. El pensamiento único. ¿Y hablan de Franco? ¿A quién quieren engañar? Las vocingleras dictaduras asamblearias: Anguita, te abuchearían. Ya han pasado las épocas de los Manifiestos de viejos líderes. Ahora toca el bolchevismo. No lo dudes. Ni tu reflejo Cayo ha salido indemne de los idus de marzo. Claro que esos son la minoría que aún no se ha percatado que son de los vuestros. Estos son de la cuerda manipulada por el poder del caos actualmente generado en España que comenzó en el 11M. La peor, porque ni sabe ni entiende. Intelligenti, pauca. ¿No te das cuenta? Sólo atacan de verdad a la llamada derecha. Desde hace 7 años. Renovado odio cuando toca el cambio. El legítimo, no el que tú, compañero, propones. ¿No te preguntas por qué?

Y sigue:

“Tienen vocación de mayoría cívica capaz de desalojar de su aconchado caparazón a esa otra mayoría que traga connivente y cómplice”.

El comunismo sólo acepta la mayoría. ¿Recuerdas las proclamas de UGT en el 36? A quien tuviera un símbolo religioso en casa, se le fusilaba por fascista. Esa es la mayoría cívica. Los demás somos conniventes y cómplices. Al paredón. Vuelven las checas y Paracuellos. Regresa Stalin. Los jemeres rojos, Pol Pot, Irán y Corea del Norte. Regresa Anguita. El otro, el que no es un optimista histórico, sino un fanático. ¡Viva la muerte! Pero no con el grito de la Legión, la propia muerte para salvar las vidas de los otros; el grito del valor. No: viva la muerte de los demás, para que nosotros mandemos. No sois nada, no sois de los nuestros. Es la consigna de la Mafia.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: