La LEY en el Villamagna.

La Ley, XXV aniversario. Nada más y nada menos. Ilustres a mogollón, personal de la empresa, igualmente a mogollón, y advenedizos, supongo. Mu buenas intervenciones de los galardonados con el Premio y Accésit de artículos doctrinales. Pascual Sala fue aplaudido. Se notaba la presencia de gente afecta al TC, y además educados.

Pero eso fue todo. Aunque nos invitaron a ello, no hubo cóctel, o mejor dicho, hubo algo así como sopa de ganso, decibelios y ‘over booking’. A los treinta minutos de espera para una cerveza y un pincho, nos fuimos a Oter a tomarlos, porque en el atestado salón no cabía un alfiler y alguien debía estar tomándose los canapés.

¡Hombre! ¡Eso no pasa en un bautizo de pueblo!

A lo mejor nuestros anfitriones habían ido a proveer de viandas y bebidas a los acampados de Sol, porque dicen que cada día están mejor organizados y abastecidos. Ya se admiran los váteres-bidón sobre las alcantarillas. Y la buena gente que ha sustituido el migoteo a las palomas por el suministro a los solariegos.

En el Villamagna La Ley ha salido abstemia y en ayunas, como corresponde a los sacrificios del momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: