Adiós, Shariff, adiós.

No. Omar, sigue vivo, a Dios gracias.

Pero hoy he sacado del bolsillo mi pañuelo de hilo egipcio y me han mirado como Alejandro a Sor Puri.

El moquero multiuso antes kleenex, perfumado y alergénico ha sustituido, mejor, ha eliminado el pañuelo de bolsillo, con o sin iniciales del amo, de algodón, de material noble, con el que -hilo de las ruecas de Gilgamés- nos sonábamos las napias in illo tempore.

Oh tempora, oh mores!

Y encima el Madrid pierde, en su campo, con el de siempre.

Día nefasto.

Horribili dictu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: