Troitiño, al trote.

Les tendrán en preventiva, porque cuenta más. La doctrina no es lo que era. En mis tiempos sólo había un catecismo. Ahora por lo menos dos, el de Juanes y el de Parot. O sea, el de Troitiño y el Constitucional, y el del Supremo, que ya lo explicó largamente, cuando los políticos de toga se largaron esa teoría, que es más práctica, por lo visto. Uno de los dos sobra. A los abogados nos dicen en el Supremo que la casación no es una tercera instancia, y ponen cuando quieren muchas pegas para casar sentencias obviamente taradas. Donde las dan las toman. ¿A que jode?

Por cierto, ¿no decía eso un acta de Eta? Que lo del Constitucional era manejable… ¿Quién se lo habría dicho?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: