SUEÑO DE LAS MANSIONES ROJAS.

Novela china del siglo XVIII.

 

Texto de Zhuangzi, que cita en la pág. 345 de la edición en español de 1991.

“Descarten a los santos y a los sabios y desaparecerán los grandes bandidos. Alejen los jades, trituren las perlas, y no surgirán los rateros…Desarraiguen y destruyan las doctrinas… y el pueblo discutirá las cosas libremente. Desbaraten las escalas musicales, quiebren las zampoñas… y todas las gentes bajo el cielo aprenderán a oír ellas mismas. Renuncien a los ornamentos… y todos aprenderán a ver…”.

 

Este señor es del siglo IV antes de Cristo. También dijo que la felicidad es la ausencia de la búsqueda de la felicidad.

Me he acordado de él por los versos que siguen. Esta noche yo soñaba que jugaba al fútbol y he dado una patada a la mesilla de noche.

Está claro que no sigo el TAO.

Los hombres verdaderos de antaño

dormían sin sueños,

despertaban sin preocupaciones.

Su comida era sencilla.

Respiraban profundamente.

Los hombres verdaderos respiran desde sus

talones.

Otros respiran con sus gargantas,

medio estrangulados. En las disputas

arrojan argumentos

como si vomitaran.

 

Donde las fuentes de las pasiones

yacen profundas,

los arroyos celestiales

pronto se secan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: