LUZBEL.

 

 

Númir se sobresaltó. La pupila del gran señor oscuro –como el dueño del anillo- estaba roja de ira. Le habían enviado cuatro tunantes para distraerle, y aún no había descubierto la trampa. Eso le irritaba profundamente, porque Luzbel sólo se aturdía ante la ingenuidad y la pureza, no en vano eran cualidades extrañas, casi inexistentes. Ya había perdido una guerra, y  precisamente vencido por ambas, tan aparentemente inútiles. Esta vez preparaba la guerra final, sabía que podía vencer esa cosa frágil que llaman el bien, tan escaso pero tan potente. El primer paso sería –ya estaba en marcha- la invasión. Pero no con monstruos sino con señuelos de belleza… ‘Sí –se dijo el infiltrado Númir, el indetectable- pero se transforman en monstruos si los aceptas, como sucede con la droga, el dinero, la fama, ese reflejo de sueños que dijo Borges mirándose al espejo… y tal vez si los sueñas. Por eso los niños tienen pesadillas, los ven reales, y se levantan de la cama para acudir con sus padres o sus hermanos mayores…ya que no pueden estar ya con sus ángeles’.

 

-Yo soy el gran arquitecto –dijo Luzbel. Y no ese farsante de la escuadra y el cartabón que le pone nombre a las columnas, como si fueran mascotas de un cantero borracho… Y nadie puede sustituirme, ni siquiera Él… que necesita cosas o gente…especial –se regodeó en el adjetivo, recordándose a sí mismo- a su alrededor… ¡Y cuanto espacio ocupa!

 

Armó la gran esfera del paisaje, landscape mágico. Allí estaban soportados por el ojo…-parpadeó inquieto- y el huracán que lo contenía.

 

-Siempre bromeando con su triangulito que todo lo ve… Me sacaba de quicio… Y esos listillos, si ya está todo escrito…Sois unos pretenciosos ignorantes. Os han engañado, carnecita. –Se carcajeó como un ogro, pero de los malos, tipo troll con mala uva. Le cambió la expresión de repente, como en un brote psicótico-.

 

-Demasiado fácil… No me gusta…

 

Númir sacudió la capa de armiño, que estaba siempre seca en su reino acuoso. Ese gesto simbolizaba el miedo. Aunque el gran Luzbel nunca lloraba, y las lágrimas eran el motor de los sentidos.

 

-Lo entenderán enseguida. -Luzbel hizo el gesto de un retórico del XVII saliendo del Aula Magna-. ¿Quién no cambia la alegría por el dinero? Y por el afán, esa materia extraña que tanto conmueve a los humanos.

 

-Los niños no ven las cosas como los adultos. Pero eso ya lo sabes.

 

-Su mundo es tan diferente que necesitan la fantasía para llegar a la realidad… Por eso nos entendemos tan bien. Porque la realidad es a veces más fantástica que la imaginación.

 

-¿Y esa niña, Laura?

 

-Tiene su apartado fundamental de seres y actos imaginarios… Me ha costado, por la torpeza de Albert-Belial. Por fortuna NELY estaba cerca. Sus ángeles son débiles, no han definido bien sus emociones..y hemos tenido que suplir esa carencia, ya ves. ¡Su jefe podría contratarnos…free lance! El caso es que nos interesa que mantenga esa comprensión y acercamiento al mundo y a la absurda madurez. ¡Nunca hay que olvidar, desdeñar o menospreciar la fantasía! ¡Es un temible enemigo! Es parte de la vida y ya estaba en el big bang. ¡Lo recuerdo, porque me chamuscó el trasero!

 

Númir vaciló.

 

-Y en Dios. Y en el diablo, como puede observarse -señaló a Luzbel, que había endurecido sus rasgos de galán- también tiene imaginación y creatividad. No olvides el fanático. ¿A qué viene ese reclutamiento de zombies?

 

No te enteras, gusano. El diablo, como tú dices, aunque mejor suprimes el tratamiento y me llamas Milord, suena tan decadente… Pues no quiere al fanático. Es imprevisible, con esa carga de miedo y de muerte. Está ya pasado, el terror fue cosa de locos y sigue siendo, como el hambre y la tortura, humano, demasiado humano. Y quiero conquistar, ser vuestro dios, y  fanático tiene su propio dios: la nada que sufre, la nada sufriente.

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: