Aforismos mádicos. (18) Truleyes del sistema.

 

TRULEYES DEL ORDEN O SISTEMA

Antífora: El universo se rige por el orden estricto de sus propias leyes. Lo importante es pensar como lo hace el universo, no entregarle -al universo- nuestras ideas, (C. Sagan, astrofísico). Pretendiendo que se conduzca de acuerdo a las mismas.

 

Otra: Si diriges a un buen número de destinatarios la carta correcta, alguno se sentirá definitivamente fascinado, ignorante del resto de habitantes de la galaxia a quién te has dirigido.

 

(Antiley del uno en la multitud o el ser en la muchedumbre).

 

Otra: En el trabajo, en la fe y en el amor… la disciplina -una cierta disciplina- es necesaria para el equilibrio emocional.

 

GRAN TRULEY PRIMERA DE RAWLS, O TRULEY DEL CONJUNTO Y LA CIRCUNSTANCIA I.

“Todo juicio depende de todo el sistema de principios”

Corolario-exégesis: Por eso decimos “teniendo en cuenta todas las circunstancias”.

 

TRULEY CONSECUENCIAL, O TRULEY DE LA FASCINACIÓN DE LA MARIPOSA.

Texto a: “Yo soy yo, pero no mi circunstancia”.

Texto alternativo: “La sola existencia del fuego, por sí misma, no quema las alas de la fascinada mariposa”:

 

TRULEY DE LA OFERTA TOTAL.

El cliente integral exige la información y venta por ordenador y/o a través de los medios informáticos (tarjeta de crédito y otras especiales, cajeros y terminales). (Televisión, dirigismo visual y oral). Las masas son manipuladas a través de los medios “masivos” de comunicación, que es lo que les va.

 

TRULEY DE LA DISTRIBUCIÓN.

En la economía del bienestar los problemas de distribución se tratan de forma independiente a las técnicas de producción.

 

TRULEY SECUENCIAL A LA DE DISTRIBUCIÓN.

Para participar del bienestar en la economía no hay que producir tanto como distribuir (o utilizar la distribución) adecuadamente.

 

 

TRULEY DEL CANSANCIO.

La técnica del agotamiento es utilizada para impedir pensar y rebelarse.

(Truley del entorno sociológico primario).

(Truley del músculo tenso=contractura muscular aguda=pérdida de eficacia).

 

TRULEY DE LA CONCENTRACIÓN.

El agrupamiento de funciones, si es más simple e integrado, origina menos posiciones de diferencia y desigualdad en aquellas tareas que define o canaliza.

 

TRULEY DEL EGOÍSMO RACIONAL.

Un egoísta no es aquél que desea (u opta) por su bien, sino quien confunde lo inmediato con lo consistente (o mediato).

 

TRULEY DE LA CURIOSIDAD UNIVERSAL.

Buscar en cada asunto (tema o cuestión) una aventura, un secreto, confiere un sentido específico a la vida y al hombre, a la sociedad y a Dios.

 

TRULEY 3ª DE LA DISTRIBUCIÓN DE J. RAWLS.

En la distribución no cabe una definición excluyentes, ni siquiera independiente, del bien. En la distribución lo correcto (que es maximizar el bien) es un concepto intuitivo.

 

TRULEY DEL FIN, O TELEOLOLGÍA DE RAWLS.

Lo finalista (teórico) es claro y simple: divide nuestros juicios morales -qué cosas son buenas, o juicios de valor, y cuál es el mayor bien posible- en dos clases: una separada y otra conexa al principio maximizador.

 

Corolario: Por eso el fin puede justificar los medios.

 

 

 

 

 

TRULEY DEL FIN PERFECCIONISTA.

La llamada “realización” de la excelencia humana en las diversas formas de cultura persigue, de manera inexorablemente errónea, la perfección. De ello deriva el hedonismo, el eudemonismo, etc., según la definición del bien.

 

Corolario-apunte: Por eso un determinado fin se justifica a sí mismo.

 

 

TRULEY DEL INTUICIONISTA.

La visión de los fines y la organización determinan el sentido de las decisiones y de lo que puede resulta idóneo (“lo mejor”).

 

Corolario pragmático casero: ¿Más salario para más impuestos?.

 

 

GRAN TRULEY DE LA DEFINICIÓN.

Toda definición encubre, por sí misma, y sin excepciones, una limitación, y con ella la gran trampa universal, el magno sofisma de los conceptos.

Corolario 1: De la truley de la definición se derivan innumerables corolarios y consecuencias, todos ellos igualmente falsos.

Corolario 2: La truley de la definición es una farsa. En realidad lo es todo aquello cuyo objeto es definir.,

Corolario 3: Pero no es, paradójicamente, una trampa incoherente. Porque posee la coherencia de

– lo irremediable y

– lo estúpido

 

 

Irremediable porque TODAS nuestras estructuras (y más aún las complejas de/en las tomas de decisión) EXIGEN la definición y asignación de

– conceptos y

– funciones

Estúpido porque delimitar es, en sí, una pretensión que, al excluir a priori una visión globalizadora (o menos aislada) se autocensura. Y eso es poco inteligente.

 

PRECOROLARIO Paradójico-divergente: TAMBIÉN LO HOLÍSTICO ES -ESPECIALMENTE- ESTÚPIDO.

COMENTARIO 1: La cuestión es que

¡Lo irremediable es, ocasionalmente al menos, estúpido!

COMENTARIO 2, o glosa inquisitiva: ¿Por qué/ de qué sirve ?

Para situarnos en un PUNTO ESCÉPTICO en la visión de, las cosas y, de nosotros mismos.

COMENTARIO 3: Y no censurar con excesiva fiereza los errores que otros (claro) puedan cometer, casi todos ellos esenciales -¿a sensu contrario?- para la pervivencia de la especie.

Subcomentario 1:       Observa el éxito.

Siempre parte de simplezas.

No hallarás nunca un filósofo (auténtico, honesto) rico.

Subcomentario 2: Si quieres ser definidamente rico y coherente, no filosofes.

Así pues, la definición en la economía es una delimitación pragmática no conceptual/racionalizadora de los hechos y las causas.

Subcomentario 3:       No des explicaciones.

Ordena

Y eso se entenderá como       concepto y

función.

Glosa póstuma: Ya has definido, y, sobre todo, te habrás definido. Y las pequeñas mentes “lo tendrán claro”.

Moraleja (inevitable, por una vez): La teoría de la definición encierra su propia trampa. (Querer definirla, claro).

 

TRULEY DE LA TRANQUILIDAD.

No despiertes al perro que duerme.

 

TRULEY DE LA SIMBIOSIS.

La única ventaja que el trabajar para una gran empresa comporta es su tranquilidad/seguridad. Si eso falla o deteriora la inter-relación, la ventaja desaparece. Porque tanto te necesita la empresa a ti como tú a ella. (Es decir, a veces, nada).

 

TRULEY DE LA MONEDA.

Si presentas las dos caras de la moneda, la mitad de  cada lado pensará que mientes.

Byron: La verdad es más extraña que la ficción.

Corolario potencial: La verdad “creíble” debe ser un tópico (utópico).

 

TRULEY DE LA VERDAD A MEDIDA.

Sólo lo que se espera (y es tópico) adquiere fácilmente rango de verdad.

Los niños aprenden por el asombro, y los mayores por la perplejidad.

A la verdad hay que acercarse con pisadas de paloma. (Nietzsche).

La verdad es tan peligrosa como tomar ciertas curvas a velocidad excesiva (Prietsley).

La verdad es la belleza. La belleza es la verdad. No hay nada más.(Keats).

– Dime la verdad.

– ¿Qué es la verdad?

In vino veritas.

(Se te olvida lo del color del cristal y el mundo cruel).

– La verdad, ¿para qué?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: