Aforismos mádicos. (17)

TRULEYES DEL PODER

TRULEY DE BOND  o antiley del héroe ridículo.

Todo héroe oficial engendra una cantidad de ajena vergüenza equivalente a la dosis de suficiencia que desaloja.

Corolario Goldfinger: no es oro todo lo que reluce, y manos hay que sólo estrechar corrompe.

 

TRULEY DEL FAROL.

Dime de qué presumes y podré señalarte unas carencias inmediatas e irreversibles.

Antiley del nazi. Sólo la fuerza crea, sea o no auténtica. Por ende, grita y gesticula, rabioso prócer, que si el rebuzno suena, la masa obedecerá.

 

 

 

 

ANTILEY DEL SILENCIO CULPABLE.

Quien entiende ex litteris “qui tacet asentire videtur” formulando cuestión como el padre Eneas “sic orsus ab alto”, es peor que ingenuo, dictador ignorante y malicioso, porque el silencio viene, casi siempre, a reconocer la inoportunidad o el temor, y no el consenso.

Corolario ecclesiae: Dilo ahora o calla para siempre; tamaña falacia, engendrada por un maquiavelo a capella.

 

TRULEY DE GELASIO.

(Antiley de las dos espadas).

No es necesaria la lucha entre naturalezas diferentes e inmistificables.

Comentario ex limine: Consulten alquimistas. También, como sano ejercicio, la posible y sutil excepción del lenguaje, que sí pugna por hallarse en la cosa.

Sólo posible, ocasional, originario, Babel, no: aquellas naturas eran análogas y mezcolanzables.

 

PRIMERA TRULEY DE BENTHAM, o coordinación de la identificación artificial de intereses.

Una o varias normas pueden ser injustas sin que la institución lo sea.

Una institución puede ser injusta aunque el sistema social como un todo no lo sea.

Un sistema puede ser injusto aunque los principios que lo orientan no lo sean.

Una (aparente) injusticia puede compensarse con otra (norma o institución) justa.

Una combinación (adecuada) de normas o instituciones justas puede sin embargo originar sistema/s injusto/s.

 

TRULEY DEL CRECIMIENTO GEOMÉTRICO DEL SABER.

Cada (factor puntual de) conocimiento es un garfio clavado en la pared lisa del cerebro/memoria, de modo que quien ha clavado uno puede progresar usque ad infinitum, como un hábil escalador de la mente.

Antiley de Leitner, para aprender a estudiar.

 

TRULEY DE LA LEY DE LA EXCLUSIÓN.

Si Bertrand Russell hubiere formulado con acierto su ley de exclusión (a saber, una afirmación no puede ser a la vez verdadera y falsa) el mundo sería mucho más aburrido.

Corolario: Y el Principio de incertidumbre de Heisemberg resultaría ocioso.

 

TRULEY DEL OLVIDO.

 

Sólo se olvida por inhibición de afinidad (lo confuso y no profundamente conocido, que se obstaculiza recíprocamente con lo confuso y no profundamente conocido).

Antiley circular de Leitner -Mad.

 

Corolario: No aprender y profundizar en lo aprendido cada día equivale a construir la propia incompetencia. (En contra del sistema “déjalo ya, que lo mucho ¿excesivo? es superfluo incluso en el saber”.

Contra: Oscar Wilde, “Lo excesivo es insignificante”.

 

 

 

TRULEY DE LA PRAXIS VITAL.

Quien no actúa poniendo en práctica lo (bueno) que ha aprendido, colaborando así en la (necesaria) transformación del mundo… es como si no existiera.

Corolario 1: Llega un momento en que HAY QUE ACTUAR.

Ref.: Keats, “La alegría del alma es la acción”.

 

TRULEY DEL ENREDO.

Todo aquello generado de forma circunloquial, terciada, perifrásica o morbosa, pugna por descubrir su naturaleza viciada -sea o no culpable- causando problemas mayores que los que una acción directa hubiere reportado.

 

TRULEY DE LA SERVIDUMBRE ESCATOLÓGICA.

Una educación (normalmente religiosa) redentora, redimente (en la que el sustrato del ser/vida consiste en la culpa) acarrea psicóticas extrapolaciones sadomasoquistas.

Corolario 1: la simbología punitiva o retributiva sirve de soporte al dirigismo, obstaculiza la libertad y promueve el fanatismo, pacífico o violento, de los conducidos.

Corolario 2 o ANTILEY del mandato útil:

Es problemático no obstante hallar una armónica estructura que no invada la generalidad, de tal suerte que la eficacia suele combinarse con el imperio.

 

 

TRULEY DEL MIEDO AL PODER.

– Yo soy Galileo.

¿Y tú, quién eres?

 

TRULEY DE LA EXCELENCIA REAL.

El hombre representativo prefiere lo desigual: la diferencia distingue y enriquece.

 

TRULEY (GENERAL) DEL PODER.

El ejercicio del poder engendra una reacción de vasallaje y otra de despecho.

 

TRULEY (GENERAL) DE LA NORMA.

Las normas justifican la carencia de iniciativa. Quien no es líder no interpreta.

 

TRULEY DE LAS DECISIONES CONTRASTADAS.

Recrearse en el paradigma es un síntoma de inmadurez.

 

TRULEY DEL CAMBIO.

Todo cambio enriquece, a no ser que produzca el efecto contrario.

 

 

TRULEY DEL BURÓCRATA

Toda empresa burocrática engendra burócratas cuyo destino natural sea `perpetuar la especie.

 

TRULEY DEL CONTROL.

El principio del control exige que los custodios sean a su vez custodiados.

 

TRULEY DEL MONO HÁBIL.

Si no abres la mano, no podrás sacarla de la botella. Tampoco comerte las cerezas.

 

TRULEY (AÑADIDA) DE LA DECISIÓN.

La única manera de resolver adecuadamente los problemas es ser más grande que ellos.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: