Face Book y Twiter.

Twiter era un piolín del desplazado Disney, cuando el mundo opinaba que era un talento irrepetible. Hoy sus obras se toleran como residuos de un paleocine virtual, desconociendo tantas cosas que mejor seguimos. Los detractores le imitan, procurando evitarle. Es el sino del arte. No podemos matar el talento. Bueno, creo que somos unos 6.500 millones los que aún no estamos en el libro de las caras y de los jetas, ni en el más interesante, creo yo, del cotilleo. cuando se me pase la ira por no haberlo descubierto, creo que me haré cotilla antes que jetudo. Lo del twiter me suena más a blog, aunque las dos cosas son lenguajes esotéricos en mis tiernos oídos: que Erasmo me lo perdone. Mientras tanto, no sé qué se me ocurrirá para que esos 6.500 millones me hagan caso a mí, sin pasar por las horcas caudinas de los dos inventos que desnudan el tomate, y que de verdad me tienen aspadito. ¿Pero en qué trabajan los parados sumergidos de este país? En algo compatible con la radio, seguro. Y es que siempre hemos sido muy mañosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: