El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 86

El emperador ha leído mi poema -dice Li-Tao- y ha sonreído de nuevo.

 

‘Cuando llegues a los 60, me harás llorar de felicidad. Antes siempre se es demasiado joven’. ¿Y los ancianos? -le preguntó el chambelán, ya viejo. El rey le puso un dedo en la frente. ‘Es la perfección, como la infancia’ -contestó.  Y el chambelán bajó la cabeza, henchido de gozo.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: