El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 66

 

No podía existir una imagen más perfecta de la vida. Millones de hojas de morera lentamente devorada por los gusanos, que engordaban a ojos vista, protegidos de los pájaros y del fuego.

 

-Aya, ¿por qué hay tantos troncos de kú en los almacenes del sur?

 

-El fuego, mi niña. Devora cada cien años el mundo, y los hijos del cielo han talado sus bosques para sustituir la madera muerta.

 

-¿Y los gusanos? ¿También se mueren?

 

-Sólo a los diez mil años, cuando la seda se hace un sueño en las manos de los niños. Esa es la edad en la que empezaron en nuestra tierra a cultivarlos, como pequeños tesoros, y hasta hoy perdura su arte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: