El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 58. (Un niño Zheng).

Nací hace 1500 años… más o menos… Ya sabéis que aquí, en el lejano oriente, el tiempo va más despacio, su rueda se desplaza de otro modo, sorteando los obstáculos sin arrasarlos.

 

En occidente y en el norte, vosotros, los bárbaros, no entendéis esto.

 

Mi madre era Yu-Zheng, la bella, concubina del rey. Mi padre se enamoró de ella hasta el punto de que quiso poseer el cielo, y desplazó la Corte hacia el norte, junto al estuario del Gran Río.

 

Los grandes señores, al sentirse preteridos, se rebelaron contra el mío. Las hormigas mordiendo al elefante… Hasta que poco a poco le devoraron.

 

Eran siete, como las estrellas del rebaño que guarda los quesos y la miel de los dioses.

 

(Nubes oscuras que recorren el cielo, galope de guerreros).

 

El mundo se cubrió de sangre… La ira de quienes no comprenden el amor. Mi capital, Hao, fue arrasada. Siglos más tarde la cantó un poeta.

 

Al suelo se igualaron

las altas torres de Hao,

la ciudad del centro del mundo.

Se convirtió en el polvo ocre

que pisan los siglos,

y todo por una mujer.

 

Mi maestro Zhen dice que por la mujer entró el mal en el mundo. Un pájaro oscuro, de alas doradas y pico azul.

 

Desde entonces Jin no fue ya el gran reino. Se hizo tres, y luego los siete.

 

En uno de ellos, el preservado por las montañas, nació un niño que reencarné. Lo supe en mi segunda muerte.

 

Se llama Li-Tao,

mil años después.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: