El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 55

De Li Tao a U-ti.

 

………..

 

Cada mañana, desde hace meses, setenta mil guerreros y dos centenares de servidores servimos de modelo a una legión de escultores. Todo es grande en la morada del gran Qin. Me rasuro la barba y cuido que el bigote esté perfectamente recortado, según manda la elegancia del señor, cuyo rostro enmarca un bonete bordado. Hoy he visto trabajar al mejor de los artesanos. Del bloque de piedra iba surgiendo el arquero, con su coraza tendida sobre la corta túnica de campaña. Rodilla en tierra escruta el lejano horizonte, que a sus ojos sagaces se concreta en puntos que crecen; el arco, tenso, guarda el cuerpo el emperador, y de sus flechas huyen los halcones y los fieros Hons. Aún conserva la suela de su calzado el dibujo ceremonial con que los talleres de Sind fabrican los botines de guerra. Se unen al polvo del camino y lo despiden, afirmándose al suelo sin resbalar.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: