El funcionario del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 50

TSI, el gran poeta nos ha precedido en el camino hacia el altar de la diosa de la noche. Las doncellas lanzaban al aire pétalos de flores rosas y él lanzaba al cielo sus palabras, que eran dardos de fuego entrando en el corazón del rey:

 

De joven no conocía la tristeza

Me gustaba acudir al mirador,

Hablaba de tristeza para hacer versos nuevos…

 

Ahora sí conozco la tristeza,

Quisiera decirlo,

Debo decirlo:

 

Hace fresco,

El otoño es hermoso…

 

 

Así elude el rey la pérdida de U-Ti.

 

Hoy le ha visitado Yan Tsu. No se atreve a mirarle a los ojos, que están cubiertos de niebla. Sentado en el poyete del tatami, ha dirigido sus frases a la noche:

Las estrellas miran los puentes sobre el Quai

Veinticuatro puentes que unen el mundo,

Más perfectos que el bambú,

Vivientes, como la primavera

Que los atraviesa al galope de un caballo blanco.

 

Árboles y estanques

Cansados hablan de la guerra,

Nuestro Señor ha traído la paz,

La voz del poeta tiembla

Si ve la ciudad vacía

Ocultando la amargura

Y sólo se pregunta ya

 

¿Para quién son los puentes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: