El niño de Elton John.

Y pareja. Cazamos su exclusiva gráfica. Aparecen Elton, David y el bebé.  Es tan bondadoso  y feliz -de bueno- su gesto (el de los padres, pero sobre todo el de John) que tenemos que felicitar al niño. Aunque no se esté de acuerdo con la denominación de ‘matrimonio’ a la convivencia -supóngase que amorosa y demás- de las personas homosexuales, es honesto invocar para ellos -y ellas, si hay que ponerse políticamente correcto- todos los derechos sin excepción, incluyendo tener hijos y la capacidad de educarles. El matrimonio, bueno o malo, religioso o civil, es unión de dos personas de sexo distinto. Ni la poligamia o poliandria  ni la unión de dos hombres, es matrimonio. Tampoco la de dos mujeres, aunque puedan ser madres, porque el fundamento de la maternidad no cabe sin la participación del hombre. Otra cosa es procrear y salvaguardar en un seno familiar a los hijos. Sí cabe una familia en toda regla sin que afecte a su naturaleza la distinción de sexos.No hablo de las leyes, que pueden ser tan extrañas como sus promulgadores quieran, sino de la naturaleza de las cosas y lo que significan por sí mismas. La familia es ‘mi gente’. Tu gente es tu familia, los tuyos. Si es una cuestión de nomenclatura, el problema no existe, sólo el encuadre de la institución.

Pues felicidades también a los padres. Es decir, a toda la familia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: