El funcionarioo del emperador. (Historia de Li-Tao y U-Ti). 24

 

Esto dijo la princesa U-Ti. Y Lao-Tze, superintendente de los Hsien, los inmortales, en el T´ai Cing, el cielo supremo, convocó la asamblea. Acudió Yu-Huang -como se conoce en el cielo al eterno- y Wang Mu Niang, su esposa. También su concubina, patrona del gusano de seda, Ts´an Nu. Y K´uei Sing, armado de su pincel, notario de los dioses, y los ocho inmortales Pa Hsien, y, sobre su asno blanco, el mago Lang Kuo-Lao. Y el sol, y la luna, y muchos otros.

 

La plegaria llegó a los dioses, y la asamblea decidió que la princesa U-Ti  conseguiría las historias vivas que contaba. No fue, sin embargo, unánime, respecto al destino del emperador, pues el dios Kuan-Ti estaba ausente. Lu Tong-Pin, cargado de talismanes, y con una cola de caballo en la mano derecha, la proveería, como poeta que era, de argumentos.

 

Por fin, Geng Huang, dispensador de fortuna, dijo.

 

-Serán elegidos de los dioses. Y los dioses eligen, para atormentarlos, a aquellos que aman.

 

Pero esto no pudo oírlo U-Ti.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: