HAITÍ, ANIVERSARIO SIN BURBUJAS.

El día termina, y la ausencia de ayuda es la única paz. El emblema de los ricos perdura en las calles abiertas, en las bocas cerradas. Es un círculo, un vacío. Ni siquiera hemos tenido la vergüenza de disimular, como en otros casos, para agradecer los aplausos desde la tribuna. En Haití, como en tantos lugares alejados de la estrategia, de las fuentes de energía, no importa la vida. Tanto hablar de solidaridad, de la revolución mundial, tanto profeta, tanto gurú, tanto mesías, y ni siquiera se han alzado los escombros. Pero Haití está en muchos lugares, para que la miseria y el desprecio alimenten a las nuevas generaciones. ¿Qué estamos legando a ese futuro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: