La Fundación. (En la corte del rey de Castilla). 226

La Fundación

Empezó bien. O mal, porque era fruto del dolor, pero bien porque era limpia y discreta. Pero enseguida se emborronó, y no con lágrima, ni siquiera con la niebla espesa que fue apoderándose de mi amigo Alez, cuyo hijo había muerto en accidente. Es una palabra demasiado técnica, falsa, porque encierra una mentira. Un accidente fue en el origen. Pero luego hubo voluntad, una voluntad en la causa o en la forma o en el desarrollo de ambas, porque el matador se dio a la fuga dejándole herido, y la sangre, poco a poco fue huyendo de sus venas y se quedó toda dibujando en el asfalto, oscuro en la noche de Levante, la sombra de un crimen. Los jueces también lo llamaron así, accidente, pero mi amigo Alez, que se volvió loco de dolor, siguió llamándolo de esa otra forma, con el grito de la verdad.

-¿Entonces qué pasó?

La mujer. No se aguantaba a sí misma, por lo visto. Pero eso ya debía ser antes del otro dolor, porque yo me encontré con su hostilidad casi de repente, como quien topa con un miura en medio del campo de olivos, y no sabe si hay nobleza o pura embestida, reflejos o venganza.

-¿Venganza? ¿Y cuál era la ofensa?

Medité tan poco la respuesta que casi me dio miedo. Porque la llevaba dentro, claro.

-Vivir. La ofendió mi vida, que apreciaba tan poco, y debía comparar con la de su hijo. ¡Pero a mí me habría pasado igual! Yo nunca le tuve rencor, la disculpé y la comprendí.

No tomamos ninguna decisión en el Club. Sólo esperar. Parecía que ella no se fiaba de nuestra justicia. Tenía celos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: