Diario de un chimpancé… ( En la corte del rey de Castilla).178

DIARIO DE UN CHIMPANCÉ

(adaptado)

Jueves, 31

 

Fin de mes. Los guripas están contentos, porque han cobrado. Expelen un tufo a puta ciega que apesta, el olor de las hormonas. Maqui dice que los guris y sus socios engañan al cuerpo, hacer creer a sus enzimas que la cosa está guay. Cuando cobran, cuando joden, cuando comen… Ahora pasa Mixfo, ese no huele. Debe estar casi muerto, dice Maqui, con el tono grisáceo de la piel y el amarillo sucio de los ojos. Yo creo que está triste, siempre solo. Yo le digo a Maqui que no huelen lo mismo después de echar un polvo que después de cobrar. Tampoco cuando comen, porque entonces la mezcla de aires externos e internos con el sudor se parece más a un lote de basura, esa mierda colorista de los desechos humanos, antes de la putrefacción. Un hombre no huele igual que una mujer. Por lo general.

 

La Susi huele lo mismo todo el tiempo, a desagüe viejo. Aunque no es mayor, como la Boss, Maqui dice que tampoco tiene el celo. A mí me parece que las hembras humanas lo tienen de otra manera, pero no digo nada porque Maqui es sabia y celosa, y además mi compañera, y ya sabéis que a los chimpancés no nos gusta dormir solos. Maqui me espulga con cierta pereza, y eso me disgusta, pero tampoco lo digo. Aunque no hay rejas en este lugar, como dicen que en otros, he explorado bien, y no puedo salir más allá de los abedules. Estamos condenados a la compañía, supongo. Aquí cerca vive el Gran Ñu, y puedo  ver desde la roca grande casi todo el recinto. Los tigres también, gordos y vagos, como banqueros o luchadores jubilados. El león, aburrido, los rinocerontes, campeones de sumo en paro. Los niños se detienen frente a nosotros más que ante nadie. Somos las estrellas del circo. Cuando pasan delante del recinto- no es la jaula de mi abuelo- me dan un poco de pena. O eso creo, porque siento que ser humano es una soberana majadería. ¡Cómo nos miran! Creen que nos observan, cuando sucede exactamente al revés. A nosotros nos cuidan, nos alimentan, nos libran de las fatigas de la vida. Vivir mal es rematadamente jodido, creedme. En cambio, esto de pasar el día observando el cielo y el aire, como en una pantalla de la tele siempre cambiante, mola cantidad. Maqui, que es una existencialista, no opina siempre lo mismo. Como todos los filósofos, cambia de opinión aunque dice que mantiene siempre los mismos juicios. Yo creo que un día se convertirá en mujer, evolucionará, según dicen ellos, los humanos, y entonces estará perdida. Mientras tanto procuraré solazarme con ella, está divina, con esos pelitos suaves de seda entre las nalgas, con esos pellejos de terciopelo viejo en los muslos, con ese tetamen glotoncete y esos belfos de yegua, la muy cachonda. Aquí estamos tranquilos, sin la prisa que vemos en ellos, los humanos de ojos inquietos. Maqui dice que a mí me da igual que el mundo estalle. No es eso, aunque si lo hiciese supongo que no me daría cuenta de nada. Ella está ausente a veces, como los humanos, incluso los niños que te penetran con su mirada, indicando que somos lo único que tienen de verdad. Los niños me gustan, les doy mi tiempo y las cabriolas que mi especie debe regalarles. Maqui la flaca dice que son crueles y mezclan piedras con los cacahuetes; no todos son iguales, claro. Pero con ellos me siento mejor, más alegre, generoso, desprendiendo del día parte de la confusa luz que me aturde. A veces me tienden la mano, quieren tocar, hacerse más cercanos y darme también algo de ellos mismos. Casi siempre, de principio tienen miedo, como todos los cachorros, y más aún los de esta pobre especie desnudos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: