¡La plataforma Cibeles! (En la corte del rey de Castilla). 173

La plataforma Cibeles! -saltó Lonsoles, que se había despertado.

Cuando estuvimos en Milan visitamos a Donatella. Versace, claro. No parece una diva.

-Es que no es una diva, caray. Las divas tienen mal genio y son morenas.

 

Un franciscano del S. XVI, el beato Nicolás Factor anuncia que “se levantará en la Iglesia el espíritu de un nuevo David que será un Pontífice Romano, escogido por la mano de Dios, el cual reformará la Iglesia Católica…este nuevo Pontífice volverá a la Iglesia a su antiguo estado y reducirá los herejes; se juntará con el rey en quien estará la gracia de Dios y los dos… con poderoso ejército marcharán a Jerusalén…Excitados los españoles por la santidad de esta causa se apoderará de ellos un ardor tan santo, que partirán sin despedirse de sus padres y sin arreglar sus negocios.

 

-Eso no es de ahora. Con lo caros que están los pisos, no hay quien se separe de los padres. Y los negocios son cosa de políticos y de jueces.

 

…Esta referencia al ardor hispano se encuentra también en Santa Brígida, princesa Sueca que escribió sus revelaciones en la primera mitad del S.XIV tras afirmar que antes de la venida del Anticristo y tras el cumplimiento de la escritura en Isaías LV, 5: “llamarás a pueblos que te son desconocidos; aunque no me conocen me glorificarán”, se abrirán a la fe algunas naciones y tras una guerra funestísima que tendrá fin “cuando sea proclamado emperador un hombre engendrado en la estirpe de España… quien ha de destruir la secta de Mahoma y restituirá el templo de santa Sofía”.

 

-Ese es Felipe, seguro.

-¿El rey de Castilla? Pues más bien parece cosa antigua.

-Lo de América. O Lepanto. Aunque el emperador fue Carlitos Primero.

El Cura se soliviantó.

-¡Pero qué manía con interpretar las cosas ad pedem literae!

 

 

-Del Monarca poderoso unido al Papa Santo nos habla también la predicación del Padre Lorenzo Ricchi. Su predicción, de finales del S. XVIII (era general de la Compañía de Jesús cuando Clemente XIV la suprimió en enero de 1773) habla de que está a punto de nacer un nuevo Lucifer, espíritu de  orgullo, de libertinaje y de irreligión; habla de la opresión de la Iglesia en Francia y de que se derribará el Papado. La famosa cuarteta de Nostradamus que la Escuela de estudios esotéricos atribuyó a Pío VI puede relacionarse con esta caída del Papa.

 

Recordé muy bien eso, lo de la Escuela. Mi tía Amadeo la fundó, y mi hermano fue su segundo capellán. El primero fue Cela, aunque prefería comandar la R.I.P.

 

-¿Requiescat in pace?

-Rebotica internacional de putañeros. Para los íntimos, ‘rip’.

Tenía su sello y todo. Pero no la dejaron en Patentes y marcas, porque el logo era un poco atrevido, una escena de burdel victoriano, y eso se lo dejan a las coreografías de Wagner.

 

-Nada más antiguo que lo moderno.

 

-Guerras que afligirán a la humanidad y el nacimiento de un monarca, fuerte y poderoso, vencedor de Italia y de otras naciones, que restablecerá la Religión Católica por miras políticas y tomará como divisa el águila rapaz. Despojará a otros príncipes y actuará con sus despojos en forma nepotística.

 

El Púas levantó la mano. Le había quedado el gesto del cole, porque tenían prohibido hablar sin anunciarse.

 

-O sea, Napoleón, porque podría ser el Madrid cuando las siete copas, pero no sé. Bernabéu, con el puro, en ristre.

 

Se le veía con ganas de rasguear la guitarra. Canturreaba y miraba al Poeta, como inspirándose. El Púas apretaba entre sus dientes más versos que El Poeta entre sus folios. Pero eran tirados, como el paso de un tango en la sombra del bulevar. Chúpate esa.

 

-A mediados del S. XVII el venerable Holz Hausser se refirió a la Epístola de San Judas,  en su versículo 18: “Los preceptos divinos y humanos, serán despreciados… muchos cristianos estarán interiormente muertos en el ateísmo, calvinismo… algunos amigos del Señor, como luz del mundo brillarán en la tierra, y aquel monarca fuerte que ha de venir destruirá las repúblicas por sus fundamentos.

 

-Lo del monarca fuerte es para poner orden. Esto es un desmadre. Y más ahora, con el rollo de los Parlamentos.

-¿Qué rollo?

-Pues han cerrado el europeo. Y el Senado. Mil políticos en venta, digo en paro.

-Eso lo arregla Patacero.

-Ya se lo han pedido.

Lonsi escuchaba de reojo, ruborizada. ¡Y es que su líder es mucho líder!

-Qué le han pedido?

-Que los coloque. Y ha dicho que sí. Creo que han puesto una casilla en el próximo IRPF. Dentro de poco será el IRP, sin más. Este acaba con todos… los demás.

 

A mí, lo del cierre de los Parlamentos que no parlan, excepto de sus cosas,  me parecía fetén. Y lo de colocar a los cesantes en alguna de nuestras fértiles expendedurías de prebendas, pues lo normal. Ya tenemos unos cuantos miles de sindicalistas ociosos y de diputados nominales haciendo lo mismo. Nihil novum.

 

-El beato Bartolomé Saluzzo anuncia que “cuando la sociedad haya sido bien castigada, bien azotada y desolada, entonces vivirán de otro modo el pueblo y el clero y subirá al Papado un Pastor que gobernará con amor y celo”.

 

-Primero la estricta gobernanta, que aplica disciplina sado. Y luego, a bostezar.

 

… En mil ochocientos la venerable sor Clara Isabel nos habla de que “todos se regocijan porque creen pasada la época de los ‘ayes’, pero aún se verá otra mucho peor “y lo que padecisteis es nada en comparación con lo que padeceréis…”

 

-Si algo puede salir mal… Y si puede empeorar, pues eso. Peter, y no el de Spider, que siempre anda rescatando cautivas.

 

-Parece normal que la “época de los ayes” se refiera a la Revolución Francesa, dada la forma en que se redacta el presagio. El futuro no aparece, según viene siendo costumbre entre los videntes, con perspectivas favorables.

 

…La venerable madre del Bour ve también ángeles exterminadores que hieren la tierra, aunque finalmente intervendrá la misericordia divina. Además incide en comentarios de carácter doméstico que al parecer preocupan mucho al Infinito como los bailes, lujo en los trajes, etc. Tuvo lugar esta predicción a mediados del S. XIX.

 

-María de Terreaux reveló que se le ha anunciado un acontecimiento tan espantoso “que los que no estuviesen prevenidos creerán llegado el fin del mundo; pero repentinamente acabará la revolución con un gran milagro que causará el asombro del universo. Los pocos malos que queden se convertirán…”.

 

Lonsi se estremeció, como si le hubieran hecho cosquillitas en la planta del pie.

 

-Exacto lo que pasó con Pata. Nos pilló a todos desprevenidos, y ahí lo tienes.

 

El Cura bostezó. Cerró el libro, le hizo un forro con la prensa del día, y se lo metió en el bolso, que es como llama él a los bolsillos. Al pasar vi que asomaba una esquina, y la mitad de cualquier frase, pero ésta era así:

 

La burbuja ha estallado y nadie está a salvo.

 

O sea, que no hacían falta profetas ni augures ni videntes ni iluminados. Bastan los sinvergüenzas y los políticos de toda la vida.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: