IDUS. (Micro-relato). (Cuento).

IDUS

Aquella noche, César soñó que por fin descansaba. Ya iban sobrándole quilos, y se le hacía duro renunciar a los caldos de Útica y los asados de Etruria. Lo demás ya le parecía trivial, sobre todo las interminables disputas del Senado. Hacía tiempo ya que no le recordaban los dioses su condición de mortal atacándole el intestino con los divertículos o el pedorreo, que tanto le sonrojaba. Cuando miraba hacia el poniente veía galopar a sus potros, ahogados en el naufragio de la trirreme, y suspiraba como una vestal. César pensaba seriamente que a él sólo le habían comprendido sus caballos. “Alguien hablará de esto un día, porque los pensamientos y las palabras surcan el aire y no se detienen nunca”,  mascullaba en silencio. Por la mañana se ciñó la túnica de triunviro que cambió por la de dictador, en un juego de tiempos, como si se disfrazara de César. Roma era un campo de luces, en el que germinaba ya el verano. “Pero aún te siento, Venus, como una rubia espiga que me dará el zumo de una flecha, la sangre de mis arqueros númidas”. Se detuvo un instante para contemplar su pensamiento, porque no acababa de entenderlo. “Ya otros hablan por mí”, se dijo. Es la hora. Y subió  las gradas con paso firme, presionando coquetamente su tripita de gourmand, como le había dicho el jocundo reyezuelo galo que adoraba el asado de rayón. La sesión comenzó y terminó como siempre, y César salió con prisa hacia el corredor, se apoyó en una columna de alabastro y animó a sus asesinos, como siempre lo había hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: