Micro-relatos. (Aquel día le encontré rarito).

Aquel día le encontré rarito, fruncido el ceño, algo cavilante, buscando entre la incierta neblina de sus pupilas el reflejo de la verdad. “¿Buscas metáforas?”, le dije, y mi retórica sonó tan falsa como la caída de ojos de una adolescente latina.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: