Braulio percibía enseguida el guiño del ojo. (En la Corte de Felipe). 120.

Braulio , El Púas, percibía enseguida el guiño del ojo. Llevaba unos minutos hablando y su interlocutor no podía evitarlo, y Braulio se derrumbaba. “¿Cómo argumentar sin provocarles esa reacción? ¿Cómo no ser tan pelmazo o tan confuso? ¡Encima se creen que este galimatías responde a una preparación robusta y no a la fragilidad de mis capacidades!”. Braulio habría deseado ser simpático, simpa para los sajones, popular, pp para las new generations, sencillote… y no podía conseguirlo….Empezó con el piano, pero eso le alejaba aún más de casi todo el mundo, el mundo que le rodeaba y del que era dependiente. Por eso fue lo de la guitarra. Le dijeron que tenía los dedos como Andrés Segovia, morcillones, y que el Maestro había sido una excepción.

-No es que necesites las manos de Chopin, pero con esas falanges… Ni los espartanos.

La Agrupación de astronomía, los asociados del más allá, la escuela de letras del barrio de las letras, la sociedad española de parapsicología, incluso la decadente adeya, la de los escritores y artistas, le había acogido en su seno, y una tarde, de rebote, el viejo Ateneo y su prima de Bellas artes, porque adornaba las cantatas con lecturas de Tarot. A distancia y al tiempo, telecronía, lo llamaba M., cuando le descubrió.

-Tú eres ya del Club. Mañana te pasas.

Se le olvidó. Él era así; en un día recordaba todo el mes;y en un mes no recordaba aquel día.

-La próxima no te olvides, que hay pleno.

Se lo dijo a la familia: parienta y dos chavalillas listísimas.  Fueron juntas, y Guardi se quedó flipado. Todas le hablaban a la vez. La pequeña era la más locuaz. Paseaba a un costado del trío, la avanzada proa de una nave que surcaba los anchos bulevares de la ciudad provinciana, aún no asaltada por alcaldes iconoclastas, arboricidas, asfaltoadictos. Gesticulando atraía la atención de la pareja, la grande, la guapa, y con ella la de todos en derredor como un milagro, no, como la fuente de la verdad, que brotaba de su luz interior.

-¿No exageras?

-Pues claro.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: