Necesito una coraza para resistir la vida. (Poemas).

Necesito una coraza para resistir la vida,

o es la vida quien la necesita para mantenerme.

Estamos los dos -si somos dos- un poco hartos

de necesitarnos.

Los leones, tan bravos, matan a los cachorros del león vencido

porque así las hembras entran en celo.

La naturaleza necesita una coraza

para resistir su propio embite.

¿Dónde está la evolución? Lo único que comprendo de esa teoría

es que va muy despacio,

si va. Y si no va, como creo -labrando mi propio anatema-

también va despacio.

En realidad sólo necesito dormir.

Como aquel poeta sin títulos que echaba la manta en el suelo

y se rendía antes de luchar.

Aún queda mucha plaga dispersa, mucho ser humano sin coraza

que teme ser vencido, y en su miedo

ataca, mastica sus propios miembros, envenena, se cree grande

como los huecos de la noche;

no es de extrañar: quieren ser fuertes

para sobrevivir con Darwin y los galápagos tranquilos

haciendo sopa de letras y de ciencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: