¿Sabéis cómo seleccionaba a los miembros del CDF? (En la Corte…). 108

¿Sabéis cómo seleccionaba a los miembros del CDF? No sé si eran ellos los que me elegían a mí. Cuando entraba en el lugar –daba lo mismo su ubicación, o su contenido, o el contenido de su ubicación, o las variables de sus variables- cuando entraba, ya los distinguía. Entre una multitud, ellos se conocían sin un gesto, con el imán invisible, la prodigiosa fuerza de una oscura fuerza que les  atraía, ellos, unos y otros, se buscaban entre los canapés o el andén, o las filas del cine, o los pasillos del museo, o la sala de baile, o los despachos, o las cartas  al director o la cola del pan. A veces la soledad dolía tanto como un insulto y sucedía lo contrario, es decir, los otros se alejaban de él, también, sin saberlo, habían sabido que era diferente, un ser distinto que regaba las plantas metálicas, no, un individuo vulgar de ojos cansados que siempre, siempre, buscaba entre los escombros del mundo, en la arena sucia de viejas playas, en los bancos de las iglesias oscuras, en el corazón de un vaso de agua.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: