Micro-relatos. (Desdén).

 

DESDÉN

M. supo que lo importante no era complacerles. “Me lo enseñaron todo mal”.  Su opinión y su estima le eran ajenas, porque ni los quería ni le habían deseado. La memoria de lo que no fue, una descarga de alto voltaje en las cervicales. “He perdido, pero sigo siendo jugador”. “Árbitro”, le sonrió el ángel del tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: