El Usuras, alias el pequeñito, parecía recuperarse. (En la Corte del rey de Castilla o el jardín de las delicias. 52).

‘El Usuras’, alias el pequeñito, parecía recuperarse.,

pero era como un ludópata. Lo que sacaba lo perdía y si ganaba volvía a jugar hasta que se quedaba a cero.

Entonces llegó la paranoia y se dedicó a perseguir a los amigos de Caín.

-Llévale esto -la pasta de sus amigos- y por favor que me lo admita.

-¿No te la puedes menear tú solito?

Era pegajoso, no se despegaba, la ociosidad le había hecho terco y desvergonzado, no se achantaba con su ridículo. Volvía y volvía hasta que por extenuación le hacíamos caso.

En el Club nos tomábamos un minuto de silencio, dedicado a ‘El Usuras’, porque luego no queríamos hablar de él. Pero era como un fantasma asediando la fiesta. Eso dijo ‘el Auto’, que lo había oído no sabe dónde y se le quedó.

-¿Pero cómo se puede NO HABLAR de una cosa que se está haciendo, que uno se pasa haciendo todo el día?

-¿Qué?

-Pues darle vueltas a lo mal que va todo y lo que se sufre.

-¿Y quién hace eso?

-Es que La Posadas dice que ella no habla de un libro hasta que lo termina.

-¿Y de qué habla?

-De los otros.

 

 

Anuncios

2 comentarios to “El Usuras, alias el pequeñito, parecía recuperarse. (En la Corte del rey de Castilla o el jardín de las delicias. 52).”

  1. stacy Says:

    cool

  2. me Says:

    sweet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: