Nemo. (Micro-relato).

NEMO

El único transporte después de la guerra. Su consejo de administración era riquísimo y sus billetes únicos. “¿Metro?”. M. formuló la retórica. Aguardaba al maestro, gentil.  Joyce miró el túnel. “Si Sábat levantara la cabeza”. Creyó haber oído bien mal-o. Era un día distónico. La urraca huérfana, plumas secas suplían el vuelo del hermano.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: