Music. Lucidez. (Micro-relatos).

 

 

MUSIC

Las notas de oro transparente licuaban el alba. Una luz desconocida, en cuyo interior habitaban seres diminutos, iba trasladándose a impulsos de un aliento que era el sonido de dios. Incluso los ojos del niño permanecían absortos observando la magia y el milagro. M. lloró, a falta de una mejor cosa que hacer, porque sentía que aquello era algo olvidado e irrepetible.

 

 

 

 

LUCIDEZ

Hasta aquel día, M. había estado seguro. Era el primero en todo, y su certeza una luz que le rejuvenecía, transmitiéndola a su alrededor como el amanecer en la playa. Desde que se vio en la verdad del ser envejeció y ya dudaba hasta de su propia estimación. Pero no pudo regresar, no pudo regresarse.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: