Cada día.

Cada día alzo el sol

desde la tierra,

con mis manos. Cada día

bajo la luna

a la tierra, con mis manos.

Y aunque cada día tengo menos fuerza

esos astros me ayudan,

aligerando su peso, cada día,

hasta que, finalmente,

sean la nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: