Aunque sé que nunca me leerás.

Aunque sé que nunca me leerás,

escribo sólo para ti. Es mi homenaje

a la leal contradicción,

esa ninfa que me habla cada día

desde su atalaya,

y me ve tan pequeño y lejano

que soy, a sus ojos, una hormiga

resistente e inquieta,

oteadora de hoyos y residuos,

fiel al destino.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: