BURKA. (Micro-relato).

 

BURKA

“No tropezar”, esa era la máxima con que M., embutido en aquella tela recosida, definía el objetivo de su vida. El resto era más fácil: un sombrío despertar, el miedo a la compañía, los gritos ululantes, la cultura como desolación. Sin torcer la cabeza seguía con los ojos, ocultos tras una visera de hilos, las figuras autómatas de otros fantasmas azules. Sólo recordaba algo parecido, cuando en un recinto de troncos y arena vistió un obligado traje que llamaban sambenito. Ornado con la confesión de sus crímenes, el reo era un maniquí vacío de otras propiedades, como las deseadas de expresividad, comunicación, voluntarismo. En uno y otro caso, los defensores de la ortodoxia eran crueles e ignorantes lacayos de un sádico y falso dios. Su nombre reventaba los tímpanos de la decencia, y el buen y vero dios lo abominaba. Pero las masas sólo comprendían el fatídico lenguaje del dolor. Hasta que éste tocase a muchos, y la ley del número trocase los designios del falso profeta, sufrirían al azar, elegidos como diezmo. M. decidió no volver a salir a la calle, y despojarse de la estrecha cárcel de lana. Al abrigo de las miradas no existía y por tanto podía ser libre. La hoguera tremolaba como un estandarte. Silbó la primera piedra, y las risas del grupo le llegaron como el rugido de una bestia. Se detuvo, suspirando. Alzó el velo, arrojó el burka a la arena, y escuchó el silencio tenso de la nada. Los ojos de aquellos sujetos oscuros estaban encendidos y reflejaban el llanto de los siglos. Un arcabucero piadoso disparó en medio de su corazón, en el momento mismo que la gran piedra le rompiera la sien derecha.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: